Florentino Pérez toma el mando en Los Ángeles: El 'bombazo' a anunciar en menos de 10 días

La derrota en el Clásico ha acelerado algunos planes del Real Madrid.

No ha gustado. El sentir general de Zidane y del Real Madrid tras la pretemporada llevada a cabo en Estados Unidos es de estar terminando la poca preparación de la que dispondrá el equipo este año sin buenas noticias. La derrota en el Clásico ha escocido, otra vez más por la imagen mostrada (sobre todo en los primeros minutos) que por el marcador. Y lo peor es que apenas queda tiempo para llevarse alguna alegría a la boca antes de la Supercopa de Europa.

 

En la cita de Macedonia ya habrá un título en juego. Y puede que a ese escenario se presente el Madrid sin haber ganado aún en la 2017-2018. No lo hizo en ninguno de sus tres partidos de la International Champions Cup, que ha demostrado que el equipo está muy verde; que su ritmo competitivo es excesivamente lento y su agresividad, casi nula. Y que ofensiva y defensivamente tiene un grave problema. En su periplo por esta ICC ha encajado ocho goles y marcado cuatro.

 

Zidane sabe que una cosa es no darle importancia a los marcadores finales de pretemporada, pero que otra muy distinta es ‘pasar’ de ellos en plan conformista. Y sobre todo, ver que esos marcadores llegan como consecuencia de un estado real del conjunto que no invita a pensar que el Madrid ganará ambas Supercopas este verano sin un esfuerzo mayúsculo, desde luego. Era vital irse de EEUU con alguna victoria que echarse a las espaldas y no ha sido así.

 

Zidane

 

De modo que, en previsión de los dos grandes problemas que tiene el equipo hasta ahora, Zizou ya ha trasladado a Florentino Pérez la enorme necesidad de cubrir la baja de Morata con un delantero centro cuanto antes. Además, a presidente y entrenador les preocupa la defensa. Sin Pepe, el Madrid sufre sobre todo a balón parado, y se nota que Vallejo todavía no está totalmente ‘cuajado’ como jugador.

 

Por todo ello, es de esperar que los malos resultados de esta pretemporada propicien la aceleración del fichaje de ese ansiado delantero antes de la Supercopa de Europa. El objetivo es Kylian Mbappé, y Pérez hará lo que esté en su mano para acelerar la contratación del francés y cerrar su culebrón cuanto antes, previsiblemente antes de ese 8 de agosto en Skopje. Lo que tanto él como Zidane tienen ya claro es que el equipo no puede seguir en caída libre de resultados.