'Recadito' del PSG a Unai Emery: ¡Ojo al lío que se cuece en París!

El técnico vasco vuelve a estar en la cuerda floja después de mucho tiempo de éxitos y tranquilidad.

Parece que Unai Emery no puede estar tranquilo por mucho tiempo en el París Saint-Germain. La triunfal racha que el equipo francés había cosechado desde el principio de esta temporada en todos los frentes se ha visto truncada en apenas unos días, con dos derrotas. Ante el Estrasburgo primero, el pasado fin de semana en la Ligue 1; y este martes frente al Bayern de Múnich, en lo que ha sido el cierre de la fase de grupos de la Champions League para franceses y alemanes.

 

La derrota en el Allianz por 3-1 no supone nada en términos competitivos, ya que el PSG estaba clasificado y le bastaba con mantener su ventaja de 3 goles que logró en su triunfo sobre el Bayern en París hace semanas para ser primero de grupo matemáticamente. Sin embargo, el brutal dispendio económico que ha llevado a cabo la entidad parisina este verano hace que cada partido perdido signifique práctcamente una crisis en el equipo. Y si son dos seguidos, con más razón.

 

PSG

 

El mandamás del París Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi, 'rajó' de forma considerable sobre el equipo nada más terminar el choque contra el Bayern en Múnich: "No jugamos bien. Estoy muy decepcionando con el resultado y con el juego, especialmente en el primer tiempo. Después fuimos mejores, pero no lo suficiente [...] Jugamos contra un gran Bayern, un gran equipo de Europa. Pero tenemos grandes futbolistas y no vinimos aquí para caer 3-1. Soy optimista para el futuro, pero no dimos todo lo que podíamos en este encuentro. Es una gran lección para todos".

 

Estas palabras ya se han tomado como un toque de atención en toda regla para Unai Emery, que deberá refrendar en los próximos partidos que las dos derrotas del equipo han sido algo nada significativo y que todo continúa bajo control. Si no, habrá problemas. El técnico, que hasta hace bien poco estaba cuestionado por su supuesta mala relación con Neymar, se enfrenta ahora a otro dolor de cabeza.