El 'bombazo' en la recámara de Florentino Pérez: No creerás a quién puede fichar el Real Madrid

Se trata de una posibilidad lejana todavía. Pero si hubiese opciones, sin duda que en el conjunto blanco se estudiarían. Y supondría un auténtico terremoto en positivo para la entidad madridista.

Si hay una línea de la actual plantilla del Real Madrid que podría sufrir severos cambios la próxima temporada, esa es la delantera. Al incierto futuro de Gareth Bale y Cristiano Ronaldo hay que sumar el actual estatus de un Karim Benzema que podría quedarse en la plantilla de Julen Lopetegui, sí, pero que en cualquier caso tendrá competencia el año que viene. Y bastante. Más que en los últimos años. Florentino Pérez es consciente de que, si ha habido una laguna que ha lastrado al equipo durante el pasado curso, esa ha sido la de la falta de gol en la Liga.

Con Bale muy probablemente con pie y medio de vuelta en la Premier League si las cosas no se tuercen, y una situación con Cristiano Ronaldo que cada vez se vuelve más tensa y enrevesada, hay que buscar soluciones. Y sólo con Benzema, Borja Mayoral y el jovencísimo Vinicius no vale. De hecho, el canterano saldrá cedido seguro, y está por ver que el brasileño se quede en la primera plantilla o todavía salga también a préstamo para foguearse en Europa.

Por todo esto, el Real Madrid tantea opciones. Y no sólo las de un crack que venga a cubrir el enorme hueco que dejarían dos estrellas como Ronaldo y Bale. Neymar está en la agenda, sí, pero también hace falta un nueve. Un delantero centro más de área. Y hay una posibilidad que, por extraño e increíble que parezca, empieza a cobrar cierta importancia, dependiendo de cómo se desarrollen los acontecimientos.

Morata

¿De quién se trata? Pues, ni más ni menos, que de Álvaro Morata. El ex madridista abandonó el club blanco el pasado verano por una cantidad estratosférica de dinero, y sólo un año después, podría poner rumbo hacia Chamartín, de vuelta por una tercera vez. ¿Los motivos? Principalmente, su actual posición en el Chelsea, donde llegó como fichaje estelar y comenzó estupendamente el curso pasado, pero donde después se ha estancado a base de lesiones, problemas físicos y falta de continuidad.

La más que posible marcha de su gran valedor, Antonio Conte, y la previsible llegada del también italiano Maurizio Sarri, ex del Nápoles, ponen a Morata en Jaque. Ya incluso Conte le relegó al banquillo durante este año, algo que motivó su exclusión definitiva de la Selección española de cara al Mundial, cuando llevaba siendo un fijo desde hacía más de dos temporadas. No obstante, a pesar de que Lopetegui decidió dejarle fuera de la lista definitiva de 23 jugadores para la cita en Rusia, le conoce perfectamente y siempre ha tirado de él cuando ambos han coincidido en las categorías inferiores de la Selección.

Morata nunca ha escondido que volvería al Real Madrid una tercera vez, siempre que se diera la oportunidad. Sabe que, de regresar, tendrá muchas más opciones de ser protagonista, con Benzema tal como está, con Lopetegui en el banquillo y con los aires de cambio que soplan en la delantera merengue. Eso sí: los blancos no estarían dispuestos a desembolsar millonadas para recuperar a Morata, por lo que el Chelsea tendría que 'tragar' con venderle a la baja sólo una temporada después de haber pagado 80 millones de euros por él.