Estalla la guerra entre Florentino Pérez y el United por Jadon Sancho

El movimiento de los ingleses puede forzar al Madrid a un esfuerzo en enero

La idea era respetar el cese de las hostilidades hasta el próximo verano, donde se reanudarían con toda la ferocidad de siempre en época estival y entre dos equipos que se han jurado odio eterno. Y no son el Barça y el Madrid, sino el Real Madrid y el Manchester United. Florentino Pérez está muy molesto con el club inglés, con el que ya ha tenido discrepancias importantes en el pasado.

El presidente cree que los dirigentes de los red devils, con Ed Woodward a la cabeza, obran en los negocios con deshonor, practicando una doble vertiente y con palabras halagadoras de una cara pero rompiéndolas por la otra. Florentino cree que no han dejado de jugar con su club desde que el Madrid pretendió, con el consenso del jugador, a David de Gea, y el Manchester United no solo entorpeció una operación que estaba hecha, sino que la rompió justo en el último segundo, dejando en evidencia al club madridista, que se buscó un serio problema con su portero, Keylor Navas, y con sus aficionados, que se pusieron de la parte más débil, la del cancerbero tiko.

Pogba, con el United

Ese precedente aún resuena en los oídos madridistas, sin embargo ahora ha tenido un eco con el interés del Real Madrid por Paul Pogba, al que, pese al deseo del jugador de salir, no han dado ninguna facilidad para desbloquear su descontento, opina el máximo dirigente blanco, porque es el Real Madrid. Se la tienen jurada. Y esta situación ha colmado la paciencia de Florentino que ha percibido el movimiento del Mancheester United por Jadon Sancho y se va a lanzar a entorpecerlo.

Florentino tiene informes muy favorables de la perla inglesa y lo quiere para su proyecto. Cuenta con la pequeña ventaja de que Sancho sí quiere vestir de blanco, "no me importaría ir a LaLiga", ha dicho, y de que el Borussia de Dortmund venderá al jugador al mejor postor, que, piensa Floentino, van a ser ellos. Pero ojo, que los diablos rojos podrían intentar el movimiento este mismo enero, lo que descuadraría las cuentas del Madrid. Aun en esas, Florentino Pérez no va a dejar pasar la oportunidad de atacar con furia hacia Manchester en este asunto.