El Real Madrid elige a su nuevo Kroos en Múnich, ¡se deja querer!

El alemán ha dado un rendimiento espectacular y buscan repetir fórmula mágica

El fichaje de Toni Kroos puede estar entre los mejores del Real Madrid en los últimos 20 años. Dudar del alemán se convirtió el año pasado en el pasatiempo preferido de los madridistas. Cerrarles la boca ha sido el juego más divertido que ha hecho el ex del Bayern este año. Desde la directiva saben que Kroos no es eterno y le buscan sustituto para dentro de dos o tres temporadas. El elegido es Joshua Kimmich. Y él se deja querer.

Repetir la fórmula mágica de fichar a un medio centro alemán del Bayern parece que seduce a la dirección deportiva del Real Madrid. Y lo hace porque el rendimiento de Kroos estos 6 años como madridista es inmejorable. Ha hecho historia junto a Casemiro y Modric. Posiblemente el centro del campo más reconocible del equipo en los últimos tiempos. Y además barato.

El más costoso fue Luka Modric, que valió 42 millones. Casemiro fueron 5, una ganga, y Toni Kroos 15. El alemán acababa contrato en 2015 y no quería renovar. El Bayern se vio obligado a venderle. Ahora el equipo que preside Florentino quiere repetir fórmula.

Kimmich acaba contrato en 2023. Es decir, la operación se llevaría a cabo dentro de dos temporadas cuando Kroos ya estaría en sus últimos coletazos como jugador blanco y Kimmich tendría 26 años. Podría venir a un precio razonable utilizando la misma formula que uso Kroos. El Madrid ve en Kimmich un medio centro del mismo nivel que su compatriota. Además, más polivalente y con más gol. Un futbolista moderno.

Kimmich se deja querer. Dijo ayer que le encantaría probar en otras ligas y que no cierra la puerta a nada. Es feliz en Múnich, pero también es consciente de que en el fútbol las cosas cambian rápido. Seguir los pasos de Toni Kroos y conseguir 3 Champions parece una muy buena opción para él. El Real Madrid ya ha puesto sus ojos en él. Cuestión de tiempo que se empiece a hablar del caso.