De Guti a Roberto Carlos: el 'frustrado' Cristiano sigue sus pasos

Despuntó joven en el Real Madrid pero su carrera deportiva ha ido dando tumbos

Despuntó muy joven en el Real Madrid, los aficionados llegaron a tener muchas esperanzas puestas sobre él, a quien veían como un nuevo Cristiano Ronaldo… pero después todo se desvaneció. La carrera de Jesé Rodríguez prometía pero se vino abajo como la espuma y después ha ido dando tumbos sin un rumbo definido. El canario ahora vuelve a ser noticia por su nuevo destino que supone su cuarta experiencia ya en el extranjero y esta vez en una liga más exótica.

Jesé Rodríguez acaba de firmar por el Ankaragücü de la Superliga turca. Pese a que parece que lleva toda la vida jugando al fútbol y que el canario se marcha a Turquía a disputar sus últimos años como jugador profesional, lo cierto es que el delantero tan solo tiene 29 años y aún le restan varios años a un buen nivel siempre que quiera. De sobra es conocida esa cierta fama de jugador rebelde y que en ocasiones se cuida poco que pulula a su alrededor y eso, apuntan muchos, a que ha sido una de las claves para que su carrera deportiva no haya llegado todavía más alto.

Se formó en las categorías inferiores del Real Madrid y tuvo oportunidades con el primer equipo. Pocas, es cierto, pero aprovechó muchas de ellas para destacar aunque su irregularidad ya empezaba a amenazar. No obstante, el canario se ganó su fichaje sorprendente por el París Saint Germain por 25 millones de euros pero nunca llegó a cuajar en Francia. A partir de ahí, cesiones a Las Palmas, al Stoke City en la Premier League o incluso al Real Betis y el Sporting de Portugal. Nunca más de un año en cada club, una manera muy difícil de asentarse.

Su última experiencia fue con su regreso a Las Palmas en Segunda División con el que se ha quedado sin el reto del ascenso y ahora busca de nuevo cambiar de aires en su enésimo equipo. En esta ocasión será en Turquía, nueva experiencia en un país diferente y con un equipo que acaba de subir a la máxima categoría de este país. Coge el testigo de otros madridistas como Roberto Carlos o Guti que también jugaron en el país otomano.