Leo Messi lanza una advertencia al Barça: ¡o gano o me voy!

El crack argentino señala ¡por esto! a Josep Maria Bartomeu y su gestión ¡Ojo al lío que se avecina!

Leo Messi lo es todo para el Barça. Lleva tanto tiempo entre nosotros, alegrando LaLiga, la Champions League o cualquier evento futbolístico que se tercie –salvo quizá las citas con Argentina, más un dolor de muelas y una obligación para el astro que una necesidad y un punto ventajoso en su carrera-. Por eso para el aficionado blaugrana es pensar que algún día no forme parte de la plantilla, y empezar a tener escalofríos.

Messi es el mejor futbolista del mundo año tras año, quizá con la excepción de los picos de Cristiano Ronaldo u otros grandes futbolistas líderes en los equipos que le han mojado la oreja al Barça en la Liga de Campeones, el auténtico baremo para sopesar quién merece el Balón de Oro junto con el Mundial de Fútbol y la Eurocopa, cada dos año. Virgil van Dijk y Luka Modric, último ganador como mejor futbolista de la pasada edición de la Copa de Europa y actual Balón de Oro, respectivamente, son precisamente los hitos que le muestra en el camino al astro argentino en la recta final de su carrera.

Neymar, con Brasil

Ahora, a Messi que no le servirán sus goles y grandes actuaciones en la competición doméstica si no resalta en la Liga de Campeones. Ya no basta en el futbol mundial con hacerlo bien en casa, hay que extender ese éxito a la máxima competición continental. Eso Messi ya lo sabía antes del fiasco personal y colectivo de Europa de la pasada campaña, por eso estaba empeñado en traer a Barcelona de vuelta a Neymar, un efectivo básico para desatascar momentos calientes. De ahí que sus palabras en la entrevista concedida al diario Sport “Lo más importante es que haya un proyecto ganador”, siembren el terror en el hincha culé.

Por eso, porque Messi, al que ya no le quedan 10 años de fútbol y puede que ni 5, quiere ganar más y volver a alzar, al menos una vez más, la Champions. Y disparó con dardo al club y a Bartomeu en este sentido: “no sé si se hizo todo lo posible para traerle”. Estas palabras, además de ir dirigidas directamente contra el presidente suponen una advertencia de cara al final de temporada, cuando Messi puede irse si quiere gratis. O en Can Barça hacen un grupo ganador o podría buscar un retiro de gloria fuera. Cuidado.  

Leo Messi, con el Barça