Radamel Falcao se mueve y se la juega al Barça ¡Hay pelea!

El punta colombiano quiere a este objetivo del Barcelona para el Galatasaray

Radamel Falcao, ex del Atlético de Madrid y del Chelsea, de 33 años, culmina sus últimos coletazos en Turquía, en una liga menor en la que tampoco le están saliendo las cosas. Es cierto que el punta cafetero ha dado un gran rendimiento durante muchos años de su carrera pero la salida del club colchonero rumbo a Mónaco (con la intención de fichar después por el Real Madrid, algo que nunca se produjo) lastró su progresión y después, ya sea por lesiones o el continuo cambio de residencia, nunca volvió a ser el mismo.

Porque Radamel fue, por algunos momentos, el mejor 9 de Europa. Sin embargo ahora en Estambul no le va todo lo bien que desearía. Ni a él ni a su equipo, que depende de sus goles y el sudamericano solo ha anotado uno en siete partidos dejando al Galatasaray, su club, caminando en la décima posición de la tabla clasificatoria, sin pena ni gloria. Lo que no le resta peligrosidad como rival en casa. Y es que el cuadro turco es el próximo adversario del Real Madrid en la Champions League y eso para Falcao es sagrado, quiere llegar bien y ahondar en la crisis blanca en la máxima competición continental.

Falcao

Ahora bien, Falcao sabe que con lo que tiene en su plantilla no le va a llegar al club turco para competir por la liga o la clasificación en Europa, si es que se diera el milagro de eliminar al Madrid en la fase de grupos, por lo que espera que se intensifiquen las negociaciones por un objetivo culé y ex madridista que podría aportar calidad y desequilibrio justo por detrás de su posición.

Porque al Galata de Fatih Terim le interesa Mesut Ozil, con pie y medio fuera de la Premier League y su Arsenal, club en el que nunca ha llegado a triunfar. En Turquía saben que si el Barça llama verdaderamente a la puerta de Ozil no tendrán opciones de ficharle, por lo que quieren adelantarse al cuadro de Ernesto Valverde y firmar en invierno al díscolo medio alemán.