El ránking que humilla a Zidane y Valverde ¡y hay sorpresas!

Ojo a la posición de los entrenadores de Madrid y Barça: “No estáis ni entre los 10 mejores”

El fútbol vive del aquí y el ahora, y el balompié europeo se alimenta de lo que ocurre en la Champions League, salvo debacle en la competición domestica de cada uno. Luego el campeón de Europa suele generar en jugadores, entrenadores y aficionados un halo incorruptible que le sitúa en vanguardia del resto de conjuntos y casi haga lo que haga en su liga.

Tiene cierta lógica, pero no toda. Más si se trata de premiar la regularidad en las funciones de jugadores, bloques y, sobre todo, entrenadores, donde el día a día debería de marcar el pulso de los equipos. Cierto es que Real Madrid y Barça no han empezado el año con mucho brío, no generan la confianza de otros años, especialmente el Barcelona, pero los culés vienen de un año casi perfecto con la pesadilla de Anfield y el borrón de la final de la Copa del Rey ante el Valencia.

 

Por eso extraña que en el nuevo ránking elaborado por Tribuna aparezca Ernesto Valverde incluso por detrás de su homólogo Zinedine Zidane en la lista de mejores entrenadores del mundo, y que esa plaza sea la duodécima, muy por detrás de otros entrenadores, como por ejemplo el vasco Gaizka Garitano, que es décimo.

Zidane, entrenador del Real Madrid

Zizou es undécimo y Jürgen Klopp lidera la clasificación en la que no faltan sorpresas como al de Brendan Rogers, del Leicester City, en la octava plaza; Julian Naggeslam en la quinta con el RB Leipzig. El podio, eso sí, lo completan un Diego Simeone que lidera LaLiga con su Atlético de Madrid renovado y comandado por Joao Félix, y Pep Guardiola, segundo, que debe mejorar con su Manchester City, actual doble campeón de la Premiere League. Los italianos Mauricio Sarri y Antonio Conte son cuarto y sexto, respectivamente.

Lo curioso de todo esto son los comentarios de algunos hinchas del Barça que se han encargado de dictaminar que Ernesto Valverde no merece ni siquiera esa posición: su popularidad no va en aumento precisamente ¿Un problema más para el Barça.