¡Zidane le da una última oportunidad! ¡A la estrella le puede la presión!

Zizou le exige que empiece a rendir porque la competencia está apretándole

Se acerca uno de esos tramos de temporada en los que no se puede fallar para el Madrid, que pelea por ganar el triplete, algo que no ha logrado. Primero porque quiere mantener el liderato liguero y ahora, previsiblemente, tanto el Atlético de Madrid como el Barcelona le van a meter presión. Después porque la debacle de París ha precipitado que el Madrid viva su primera final de la temporada hoy en el Santiago Bernabéu ante el Brujas, una derrota sería una hecatombe de cara a la clasificación en Champions League.

No hay nada decisivo en octubre, si no fallas, claro. Si comienzas a mostrar debilidad es cuando se empiezan a perder los títulos, sobre todo el doméstico. Por eso, dejando ya lejos la pretemporada, Zidane exige a sus jugadores que rindan y compitan a gran intensidad para llevarse puntos y no tener que lamentarse de ellos al final de temporada. Eso se lo pide a todos los futbolistas, pero a las estrellas además les pide un plus de calidad y decisión.

De entre todos ellos solo hay uno que no ha dado la cara. Karim Benzema sigue latente desde la temporada pasada y es fundamental; Gareth Bale apareció en Villarreal y tiene destellos, James ha mejorado en lo táctico y físico; Toni Kroos vuelve a ser clave al igual que Casemiro y un Luka Modric que es un seguro de vida. Incluso los dos jóvenes brasileños han tenido su momento de gloria, ante Osasuna. Por tanto, la única pieza que aún no ha despertado es Eden Hazard, la más cara.

Karim Benzema

Zidane le anima para que no deje de intentarlo, él lo sabe bien: le costó arrancar en la Juventus de Turín y el mismo Madrid, pero Zizou quiere que vaya reaccionando ya. Hay muchos jugadores pidiendo su puesto y si el belga no es trascendental en los partidos, tendrá que sentarle. La presión está atrapando al belga que sonríe de cara al exterior pero siente que los tiempos en el Madrid son diferentes a Londres. Y James, Vinicius, Rodrygo e Isco le recuerdan que hay otros con ganas de triunfar.

Eden Hazard