¡Vaya puñalada! Un compañero de Zidane se la juega antes de la Supercopa

Una encerrona de época

A partir de mañana se inicia una nueva época en el fútbol español con la Supercopa de España y lo hace fuera del país ibérico -muy al estilo de aquella mítica y a la vez polémica final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors celebrada lejos del continente americano, en el Bernabéu-. Curioso. Coinciden estos dos torneos en su pronóstico, aunque sea por razones diferentes. En uno, el americano, fue la seguridad la causa del cambio de escenario; en el otro, el hispano, el dinero. Sea como sea, Arabia Saudí será el lugar en el que se verán las caras el Real Madrid de Zidane y el Valencia de Celades. Y con sorpresa del primero.

Real Madrid

Vayamos por partes. Para ambos entrenadores la Supercopa empieza con reveses importantes: en el caso de Celades, se cae su principal estrella y referente en ataque, con permiso de Dani Parejo, como es Rodrigo Moreno, con el que no podrá contar para todo el torneo. Por su parte Zidane pierde a dos de sus cracks, Gareth Bale y Karim Benzema, entre ellos a su jugador más en forma como es el francés. De esta forma ambos van a presentar onces atípicos.

Se ha dicho que importa poco para los dos clubes esta celebración, sin embargo, para bien o para mal, es el primer título en juego del año y estando los chés, los merengues, los culés y los colchoneros en el ajo parece poco probable que se tire la competición, allá lesiones por medio o no. Prueba de ello es la encerrona que le propone el entrenador valencianista, y su ex compañero en el Real Madrid, a su homólogo francés en el cargo. Se conocen bien, ambos levantaron la Champions League de Glasgow en 2001 cuando formaron parte del Madrid de Los Galacticos.

Y es que Celades, que no podrá contar con su ariete, quiere sacar un once aún más defensivo y dispuesto para el contragolpe, puede que incluso con línea de cinco atrás. Es una táctica que no le ha ido mal al equipo de la capital del Turia contra los blancos en las últimas temporadas: esperar y salir a la contra, aunque en esta ocasión aún más acentuado. Así, se prevé un conjunto madridista con la iniciativa y la posesión de la pelota y un conjunto valenciano replegado al máximo. Puñalada entre ex compañeros de equipo, ahora desde la pizarra.

Valencia