El Barça prepara LA BOMBA: es internacional y sentará a dos estrellas

Le quieren varios grandes clubes de Europa

El Barça empieza a configurar la que será la plantilla del año que viene sin prisa pero sin pausa, marcando los tiempos y esperando elegir en consecuencia con aquello que necesitan. De hecho, en este sentido Josep Maria Bartomeu está preocupado con el caso Antoine Griezmann ya que ve que el francés no solo no despega sino que puede perder protagonismo en el once tipo de Ernesto Valverde.

Y le preocupa no solo por ser uno de los fichajes más caros del club culé en su historia, sino porque su sueldo es astronómico y lejos de llenar un hueco, el que dejaba Philippe Coutinho, está tapándolo sin previsión de explorarlo. Por allí, por la banda izquierda, es por donde venían en el pasado muchísimos tantos culés, ya sea a través el mismo brasileño, Dembelé o sobre todo Jordi Alba.

Griezmann, con Francia

Es cierto que nadie esperaba la explosión de Ansu Fati, pero si El Principito sale mal será su falta. El presidente lo sabe y quiere cocer a fuego lento a otro futbolista que le vendría muy por sus características al Barcelona: es español, tiene una salida de balón muy buena y un gran desplazamiento en largo. Ahora ya es internacional y apunta a pivote de la zaga seleccionable junto a Sergio Ramos para la próxima Eurocopa

Pau Torres, jugador del Villarreal, ya ha debutado con España y parece que, si no se lesiona, ya no saldrá de la lista de Robert Moreno. Tras su pista tiene al Arsenal de Unai Emery, además del interés de Manchester, pero los gunners son el gran obstáculo en la carrera por ficharle, ya que tiene conversaciones adelantadas con el central. Bartomeu le ha visto jugar y los informes que le traen de él son muy esperanzadores, por lo que espera lanzarse a por él en cuanto se enfile el último cuarto de temporada. Si sale bien sería un joven con capacidad para sentar a Lenglet y Umtiti, al que se le buscaría una salida. Su precio de salida son 50 millones de euros. Jugadores como Kylian Mbappé, Jadon Sancho, en ataque y Alexander-Arnold, del Liverpool de Jurgen Klopp, y De Ligt, de la Juventus de Mauricio Sarri, en defensa serán sus rivales como grandes sopresas de la competición continental más importante a nivel de selecciones.