¡Bombazo en marcha! Robert Moreno quiere que Ansu Fati juegue con España

El punta del Barça de 16 años, nacido en Guinea-Bissau, ha asombrado a toda Europa

Está siendo, sin lugar a dudas, la sensación de la temporada en LaLiga. Y esta irrupción, como es lógico, está teniendo su eco en Europa. Ansu Fati, un chaval de Guinea-Bissau, ha sido el mejor delantero del Barça en lo que va de temporada. Y eso es mucho decir porque sobre el terreno de juego durante los cuatro partidos disputados hasta el momento en el Campeonato Nacional de Liga española han estado jugando con la camiseta del Barça nombres como Ousmane Dembelé, Antoine Griezmann, Rafinha, Carles Pérez o incluso Luis Suárez. Y a ninguno le ha llegado para eclipsar la aparición de este chaval que promete maravillas eternas en Can Barça.

Ansu Fati, con el Barça

Y es que ¡tiene 16 años! El jovencísimo delantero africano ha marcado ya dos goles en lo que va de campeonato y apenas ha disputado menos de dos partidos enteros. Es cierto que aún es pronto para encumbrar a un chico que, y esto impresiona, ha absorbido rapidísimamente los movimientos y la filosofía del equipo, y ha sabido plasmarla no solo con la velocidad que exige el futbol de élite, sino dentro de uno de los conjuntos de Europa que más rápidamente ejecuta al rival.

Y eso no es baladí. Sorprende su madurez y agilidad, pero también por la ejecución, movimientos y efectividad, que por poner un símil, no han conseguido otras jóvenes figuras como el madridista Vinicius Junior, que este fin de semana desesperó a parroquia blanca con su facilidad para desaprovechar oportunidades cantadas de gol. En definitiva, la sorpresa no es por lo que hace Ansu Fati, sino por lo que puede hacer.

Por eso en la RFEF quieren adelantarse y hacer que el joven punta blaugrana se comprometa a jugar con la elástica española en lugar de hacerlo con Guniea-Bissau. Y en esas están, con Robert Moreno, seleccionador nacional, a la cabeza. Desde la Federación Española, eso sí, quieren recalcar que aunque van a hablar con el jugador, la decisión es suya.