¡Se acabó la paciencia! La afición harta de él y ya piden sustituto

El jugador es defendido por los compañeros pero cada vez está más solo de cara al público

Cuando las cosas van mal, van mal. Es muy complicado cambiar dinámicas y más aún en el fútbol. Si tienes una mala racha, siendo delantero por ejemplo, puedas entrar en un bucle de ocasiones falladas que se puede volver interminable. Le pasó a Karim Benzema en alguna temporada donde no veía puerta y parecía que cada ocasión que tenía era tan solo una excusa para tener un nuevo fallo. Desde hace un año Benzema ve puerta con mucha más facilidad.

Otro caso llamativo es el del jugador del Real Valladolid, cedido por el Everton, Sandro. El canario lleva 2 años sin marcar gol en partido oficial. El último fue en Europa League con el equipo de Liverpool en octubre de 2017. Desde entonces no ha vuelto a ver puerta. Las cesiones en Sevilla y San Sebastián fueron para él una pesadilla. 0 goles para un delantero es un auténtico drama. Este año debutó el primer partido de liga y se lesionó a los 10 minutos. Ahora lucha por volver a hacerse un hueco en el 11 blanquivioleta para poder marcar el gol que consiga romper con su racha negativa.

Quien vive en una racha continúa es Vinicius Junior. Ya pasa de ser una racha a ser una realidad: Vinicius no la mete ni al arco iris. El problema del brasileño con la definición es ya una realidad que difícilmente puede taparse. El año pasado contaba con el beneplácito del Bernabéu, con ser el nuevo, el fichaje estrella de 18 años… Pero este año que debe ser el de su confirmación y ya es miembro del primer equipo se le han acabado las excusas.

Ya hay un murmullo cada vez que “Vini” falla una ocasión en casa. Algunos se ríen por no llorar. Así creen que es imposible que el Madrid aspire a algo esta temporada.

Desde el vestuario le arropan. Casemiro, Benzema, son como hermanos mayores para Vinicius. Sin embargo cada partido que pasa es una bala malgastada por el brasileño. Sea como sea pero tiene que dar un paso adelante y empezar a meter goles. El Madrid lo agradecerá.