¡APLAZADO POR EL PROCÈS! NO HABRÁ CLÁSICO EN BARCELONA EL DÍA 26 DE OCTUBRE

La decisión ha roto los planes del Real Madrid y del Barça. Florentino sin palabras

Salta la noticia que ha dejado a toda España en shock. No podía ser de otra forma. Un clásico es un clásico y pese a la convulsa situación que vive la ciudad de Barcelona nadie pensaba que el partido por excelencia del fútbol español iba a ser aplazado. Nadie pensaba de hecho que habría problemas ese día.

Pero las cosas se han ido calentado en Barcelona en las últimas fechas de tal manera que La Liga ha decidido tomar cartas en el asunto. La decisión puede trastocar los planes de ambos equipos y sobre todo de ambas aficiones. Pues ya había mucha gente que había reservado fechas para Barcelona para ver el partido.

La Liga lo tiene claro, y ha solicitado a ambos clubes que el partido se juegue en el Santiago Bernabéu. La vuelta, prevista en marzo en el estadio madridista se jugaría en Barcelona. Es una forma de cambiar el orden, según la liga, por causa de fuerza mayor.

procés

Ahora es el Comité de Competición quien debe decidir si la medida es efectiva o no. A priori los clubes no tienen mucho que decir y si el Comité de Competición considera que la situación para jugar el partido en Barcelona no es buena no podrán negarse. Por mucho que les duela o por muy mal que les venga a ambos.

Quizás el Real Madrid tiene ahora que centrarse en los dos duelos que le llegan antes, en Mallorca y Turquía en Champions, pero poder jugar frente a los suyos el Clásico puede ser una buena oportunidad para aumentar distancias con el eterno rival.

El Fútbol Club Barcelona por su parte se vería afectado por la medida. Pero si bien es cierto no se la ha dado mal el templo madridista en los últimos años. Messi ha hecho del Bernabéu el patio de su casa. No es un estadio donde el Barcelona pueda decir que ha sufrido mucho en las últimas temporadas.

Sea como sea hay que estar atentos a la decisión. Sería una decisión única e histórica. El Procès lo ha cambiado todo en España. Ahora llega hasta el fútbol.