El Barça encuentra al central que buscaba (Leo Messi lo aprueba)

Josep Maria Bartomeu quiere cerrarlo cuanto antes

Con el ánimo de que el próximo Barça no se convierta en un triángulo inclinado, completamente descompensado, y ante la presión impuesta a la directiva por Ernesto Valverde, Josep Maria Bartomeu, Eric Abidal y el equipo de ojeadores del club azulgrana siguen sondeando fichajes defensivos jóvenes, con capacidad de repliegue y experiencia al máximo nivel que ofrezca garantías defensivas al plantel.

El primero en ser sondeado fue Matthijs De Ligt, el representante perfecto para estas características. Su jerarquía y capacidad se pusieron a prueba, superada con nota, en la pasada edición de la Liga de Campeones, donde el Ajax estuvo a un minuto de colarse en la final, eliminando por el camino a Juventus y Real Madrid. De Ligt fue el káiser de la defensa y Mino Raiola, su agente, lo ha convertido en uno de los tesoros más preciados del mercado.

De Ligt con el Ajex

Sin embargo la opción De Ligt está muerta. Esa vía es ya un sendero inexplorable para el Barça, por lo que hacen falta más nombres encima de la mesa. Y los hay. Pero hay uno que ha ido tomando forma y que en los próximos días podría fructificar en importante refuerzo para la zaga blaugrana.

Está en Manchester a las órdenes de Ole Gunnar Solskjaer y no es otro que Victor Linderoff. Desde Barcelona ya han contactado con el club inglés para hacerles saber su intención de contratarlo, de hecho, su agente, Hasan Cetinkaya, se lo ha confirmado a Mundo Deportivo "Lindelof está en el radar de un gran club europeo".

Además del sueco, hay otros cromos que gustan a cuerpo técnico y directiva azulgrana, como Joao Cancelo y Joshua Kimmich, ambos en el lateral derecho. Sin embargo, ante la certeza de que el PSG quera incluir en la operación Neymar a Samuel Umtiti, desde el Camp Nou han pasado a la ofensiva por un zaguero con cartel élite. Tanto es así, que se ha convertido en la prioridad ahora mismo, más allá de Antoine Griezmann y Neymar. Por oro lado, un esfuerzo que comparten Leo Messi y Luis Suárez.