El Barcelona a punto de repetir lo de enero de 2003 en el banquillo…

De confirmarse en las próximas horas, sería histórico en el club culé

La situación es de todo menos tranquila en Can Barça. Tras la muy amarga derrota del pasado jueves en la Supercopa de España, en el club están con la firme sensación de que llueve sobre mojado y de que esta derrota se suma a los varapalos de Roma, Liverpool y Sevilla (final de Copa del Rey frente al Valencia). 

Ernesto Valverde afrontaba la tercera temporada con el respaldo mayoritario de su presidente, Bartomeu, el cual había sido suficiente para aguantar al técnico una temporada más en el banquillo pese a que el resto de la junta directiva había sido partidaria de cambiar de entrenador tras los dos fracasos de Champions League consecutivos. 

Sin embargo, Bartomeu creía firmemente en su entrenador y por ello hizo caso omiso de su gente de confianza dándole el timón del barco por tercera temporada con la creencia de que, esta vez sí, se lograría completar una temporada histórica en cuanto a juego y títulos se refería. Los puntos fuertes del Barcelona de Valverde estaban ahí: dos ligas consecutivas con bastante superioridad sobre el resto, tramos de muy buen juego y bastante regularidad durante todo el año a excepción de los fiascos de Roma y Liverpool. 

Lo que está ocurriendo es que si la segunda temporada dejó peor poso que la primera, esta tercera no está mejorando a la segunda, lo cual ha encendido todas las alarmas. Se ha sabido que tanto Eric Abidal (secretario técnico) como Óscar Grau (CEO del Barcelona) se reunieron con Xavi Hernández en Doha, donde el ex barcelonista reside, para hablar de su posible incorporación al banquillo del Barça. De producirse esto, supondría la primera destitución de un técnico en el Fútbol Club Barcelona desde la de Louis Van Gaal en enero de 2003 cuando fue sustituido por Radomir Antic.

Xavi Hernández

A priori Xavi Hernández está comprometido con Victor Font, candidato en las próximas elecciones blaugranas, pero esto podría cambiar si Bartomeu convence al catalán de adelantar su regreso para pilotar la nave del Barça. Xavi ha pedido unos días para decidirse y hasta entonces se mantendrá la incognita de si volverá a ocurrir lo de aquel enero de 2003...