El Barcelona tantea a un delantero de 39 años, ¡menuda broma!

El jugador se lo toma con humor. "No estoy para estos trotes"

El Barcelona sigue perdido en un mar de dudas. Sigue tocando la puerta, da la sensación, de todos los delanteros de la Primera División. Desde William José hasta Luis Suárez, delantero de Segunda División que milita en el Zaragoza cedido por el Watford. Cuando decimos todos nos exageramos. Y el último nombre en salir es, directamente, para pensar que no hay nadie al volante en la Ciudad Condal.

El Barça está nervioso porque Setién se ha puesto serio. “Hasta aquí, parece haber dicho el técnico cántabro. Quiere un 9 y lo quiere ya. Los días van pasando y el delantero no llega. El partido contra el Nápoles cada vez está más cerca y Setién tiene que jugar con Griezmann como 9. Un puesto donde el técnico no ve al francés.

Quiere un delantero rematador. William José es el nombre que cuadraba, pero la Real quiere demasiado dinero y la Junta Directiva responde una recurrente frase. “No hay dinero”. Y si lo hay no se quiere gastar ahora. Y esto último es lo que realmente molesta a Setién.

Si se cree en su proyecto se debe apostar por lo que él quiera. Pero de momento están creyendo a medias. Y para colmo en Barcelona han pensado en Aritz Aduriz, ¡tiene 39 años! Algunos en Barcelona bromeaban. "Que fichen a Eto´o. Al menos él conoce el club". Ambos compartieron equipo, el Mallorca. Con lo que sus caminos se unirían ahora en Barcelona. Diferentes etapas pero mismos colores.

El vasco lleva un gol esta temporada, precisamente contra el Barça en la primera jornada de liga. No ha vuelto a marcar. Los años pesan e Iñaki Williams y Kodro le han quitado el puesto. Ayer mismo fue el cumpleaños del ex delantero del Valencia, Valladolid y Burgos, entre otros.

Aduriz llegó a ser internacional y fue con la selección en La Eurocopa de 2016. Sus mejores años ya han pasado y según el mismo jugador “no estoy para estos trotes”. Pero en Barcelona están desesperados. Definitivamente no hay nadie al volante. Setién debe estar preocupado de verdad.