Bombazo: ¡Florentino Pérez se cansa, evita a 'Zizou' y cierra un fichaje!

El club y el entrenador discrepan abiertamente

Tal vez sea por la mala situación en la que la pretemporada ha dejado al nuevo proyecto de Zinedine Zidane -de cuyas voces más críticas dentro de la prensa han argumentado que no debería haber vuelto y que no se comerá el turrón- o quizás se una a ello que el Real Madrid ya ha hecho una inversión más que suficiente este verano, pero la política del plan B de fichajes de Florentino Pérez, tras la llegada de Kubo, Ferland Mendy, Eder Militao, Eden Hazard, Rodrygo Goes y Luka Jovic, es nadar y guardar la ropa.

Kubo, en pretemporada

Porque el presidente de la entidad blanca, además, quiere dejar sus arcas saneadas para afrontar, la próxima temporada, la que será su segunda operación de remodelación, donde Kylian Mbappé y Fabián Ruiz ocupan un lugar de privilegio. Y también amortizar la inversión realizada. Cree que pese a los malos resultados hay jugadores jóvenes que sí han dado la talla y en los que se puede confiar: tanto Mendy, como Kubo o Rodrygo, incluso el mismo Vinicius, están rindiendo a gran nivel y ofrecen alternativas buenas a Zizou.

El entrenador francés, por el contrario, es mucho más convencional y solo ve la experiencia como un factor desequilibrante para asentar un proyecto. Los Kubo, Rodrygo y compañía son complementos en la mente del galo. Él quiere a Paul Pogba, no hay más discusión.

Pero el máximo dirigente blanco, tras ofrecerle en bandeja a su entrenador a Christian Eriksen, ahora se planta por Pogba, por varias razones. La más importante es que el Manchester United no le dejará marchar por menos de 150 millones, cifra que se agranda si se piensa en el sueldo del galo, que rondará los 14 millones, pero también cuentan las comisiones que pide Mino Raiola, que llevaría el fichaje a más de 200 kilos.

Eso sí, Florentino Pérez reconoce que hace falta un jugador de contención en el centro de campo y tiene las conversaciones muy avanzadas por Donny Van de Beek, que saldrá por 60 millones. Le ha dicho a Zidane que, a día de hoy, su intención es firmar al holandés y el año que viene echar el resto por Mbappé, ahorrándose los 200 millones en los que incurriría por Paul Pogba. Zidane ha entrado en cólera, pero la decisión está tomada.

O cambian mucho las pretensiones de los red devils, o Pogboom no fichará por el Madrid, al menos esta temporada.