Bombazo que revienta el verano: un suprecrack del Madrid se va

Hay acuerdo por él

El verano está siendo largo e intenso. Mucho van a cambiar sus caras los grandes de Europa y de los movimientos que se hagan hasta el cierre de mercado en Inglaterra, el 8 de agosto –La Liga, la Serie A y la Bundesliga cierran el 2 de septiembre-, dependerá en gran parte el aspecto final de los transatlánticos europeos. Real Madrid, Barça, Liverpool, Manchester United o Bayern de Múnich están en cabeza y boca de todos.

Y esos movimientos vienen condicionados por los culebrones del verano, no solo porque se trate de estrellas rutilantes, sino porque su salida de un club supone el fortalecimiento de un rival y la consecuente necesidad de reforzar la posición dejada huérfana por el crack de turno, de ahí que los Neymar, Paul Pogba o Leroy Sané sean operaciones complejas.

Neymar, este verano

Luego hay otros jugadores, más ocultos, pero que incluyen luchas de egos o confianzas perdidas, y que también permanecen en la atención de la mayoría, porque, sin manifestarlo, son jugadores que aún pueden transformarse en cracks o retornar de ese estatus tras sus caídas.

Este es el caso de Gareth Bale, el tapado. El galés ha sido un quebradero de cabeza para Florentino Pérez y Zinedine Zidane durante las dos últimas campañas. El francés no cuenta con él y le buscan una salida. Son pacientes, principalmente porque ha aparecido un informe secreto que revela un haz de luz: dos gigantes de la Premier League esperan tensar la cuerda para hacer una oferta por él, siguen creyendo en su fútbol. Y estos no son otros que el Manchester United y el Tottenham Hotspur.

Van a venir a por el expreso de Galés. Saben que está devaluado y tienen previsto alargar su situación hasta el punto de que el Madrid decida desprenderse de él a cualquier coste. Una de sus posibilidades puede ser la cesión, con lo cual solo tendrían que afrontar su ficha, pero tanto en Manchester como en Londres quieren incluir clausuras de compra, y siempre beneficiosa, a la baja, por sus pesquisas son buenas y el galés retorna a su mejor nivel en Inglaterra.

Para el Madrid esto es un respiro, no es del todo lo que esperan, pero ya hay una opción por Bale, que no es poco.