¡Cerrado! Rakitic será del Cholo Simeone en enero. Florentino muy enfadado

Atlético y Barcelona acuerdan la cantidad y la firma es inmediata: 40 millones

Esta semana se ha desvelado el que será el final de uno de los culebrones del verano (con el permiso de Neymar y Mbappé) que no es otro que el que será el destino final del croata Iván Rakitic. Tras un verano lleno de rumores y de ofertas en firme (las más importantes procedentes de Italia) que no se materializaron por cuestión de pequeñísimos detalles, parece que todo está un poquito más claro.

El Barcelona había fijado el precio del centrocampista internacional en los 40 millones de euros, cifra que se antoja más que alcanzable por tratarse de un mediocentro de 31 años con amplia experiencia en la Liga y en su selección al que aún le quedan como poco tres buenos años de fútbol. Teniendo en cuenta todo esto junto al acutal estado del mercado, totalmente inflacionado, hace que este precio sea jugoso para muchos clubs europeos con necesidades en ese puesto.

Por todo esto, el Atlético de Madrid ha mostrado su deseo a Bartomeu de hacerse con el jugador de cara al próximo mercado de invierno. Su intención ha sido posicionarse en la primera posición ante una posible subasta del jugador ya que los del Wanda entienden que de alguna manera el Barcelona está en deuda con ellos tras haber fichado el pasado verano a Antoine Griezmann, su máxima estrella, habiendo negociado con ella antes incluso de que se acabase su contrato con el Atlético. El único problema está en el sueldo del jugador y en los 6,5 millones anuales que tiene de ficha. Con la actual configuración de la plantilla del Atlético, es inviable incluir esa nómina a la plantilla porque revasaría el tope salarial establecido por la Liga.

El Atlético espera en este mes y medio que resta hasta la próxima ventana de fichajes que sea el jugador el que de un paso adelante y se baje algo el sueldo para poder estar y jugar en un club donde si le quieren. Iván Rakitic tiene ahora la patata caliente de la mano. El movimiento no gusta nada en las oficinas del Bernabeu porque supone reforzar a un rival directo con un jugador que apenas jugaba en Barelona y lo que ven más preocupante, la relación que se está estableciendo entre Atlético y Barcelona que entienden perjudica mucho al Real Madrid. Los blancos luchan por la liga contra dos rivales que a la vez se ayudan entre ellos. Todos contra el Madrid piensa Florentino. Pues el Madrid contra todos.