Conoce el Barça 2020: tres fichajes y tres nombres propios. ¡Vaya equipazo!

Abidal ya está manos a la obra para reunir al Barça más equilibrado jamás visto

El Barcelona de la próxima temporada ya se está forjando. Eric Abidal está manos a la obra con ello para que las negociaciones se cierren cuanto antes y los fichajes no se encarezcan más de lo que gustaría a los máximos dirigentes culés. Una vez reunido con el cuerpo técnico encabezado por Ernesto Valverde y explicadas las mayores debilidades y necesidades de la actual plantilla, el secretario técnico se puso en acción para rastrear el mercado y hacerse con los jugadores que cubriesen las necesidades requeridas por Valverde y su segundo, Jon Aspiazu. 

Lautaro Martínez

Con respecto a la medular se busca un perfil muy similar al de Stéfano Sensi: un medio centro que juegue por delante de los centrales con capacidad para sacar el balón jugado, que no le queme en los pies y pueda adaptarse lo más pronto posible al sistema Barça. Se sabe que Sergio Busquets, aunque aún le queda gasolina, no será eterno y cuanto antes se tenga un sustituto para él, mejor. Por ello el elegido es Stéfano Sensi, del Inter de Milán. Actualmente su precio es de 50 millones que para como está el mercado no es ninguna locura, desde luego. 

En cuanto a la delantera, a quien se quiere encontrar relevo es a Luis Suarez, quien tiene contrato hasta 2021 y lo más seguro es que no se amplíe por más años. Por ello cuanto antes haya un jugador en la plantilla de similares características mejor. En este caso hay dos opciones, o un Lautaro que saldría por no menos de 110 millones durante las dos semanas de julio en la que su cláusula desciende hasta esta cantidad, o un Donyell Malen que saldría bastante más económico aunque también se le ve con menos potencial que al argentino. 

Donde no hay nombre alguno es el la defensa. Todibo no seguirá seguro y saldrá en pocas semanas. Piqué, pese a estar haciendo un gran año, sabe que su tiempo en el Barça como jugador es limitado y por ello se necesitará dar con un nombre que cumpla los requisitos necesarios para ser central del Fútbol Club Barcelona. Rápido, con capacidad para sacar el balón jugado, que vaya fuerte por arriba y con un gran físico para aguantar la elevada cantidad de partidos por temporada que afronta un equipo como el Barcelona, rondando los 60.