El crack pretendido por United y Juventus que ¡ya calienta 'El Derbi'!

Dardo envenenado que ataca directamente a la gestión de fichajes de su máximo rival

Enemigos irreconciliables sobre el terreno de juego, adversarios dentro y fuera del campo, los jugadores de ambos clubes saben empaparse de una rivalidad que tiene muchísimas décadas de antigüedad y que será siempre una máxima del fútbol español. Un clásico como hay pocos, que paraliza la atención de los espectadores de uno y otro club en los días anteriores al choque, durante la disputa y directamente después, donde unos suelen sacar pecho y otros lo encogen lamiendo heridas y esperando la revancha.

Pero un derbi no sería derbi si no se empezase a jugar antes de los 90 minutos. Siempre hay alguna pieza que enciende la marcha y nos da relatos sobre los que construir el enfrentamiento que se verá sobre el campo. Las palabras pueden convertirse en euforia desatada si se confirma la victoria o ridículo prologando en el recuerdo de prensa y aficionados, de ahí que sean los pesos pesados lo que suelen salir al paso de estas manifestaciones. Ejemplos de esto tenemos de sobra en el CLásico por excelencia hispano: el Barça -Madrid, el Madrid-Barça.

¿Con ánimo de distraer al rival? Puede ser. Lo que sí está claro es que Iñaki Williams sabía lo que iba a decir en rueda de prensa antes de salir y también conocía que su efecto no solo sería mediático, sino que pretendía herir el orgullo de su vecino y rival vasco. El euskal derbia se remonta a 110 años, lo que lo convierte en uno de los más antiguos no solo del futbol de élite español, sino del europeo.

Iñaki Williams, tras marcar un gol

Y cuando hay derbi vasco todo se detiene en la comunidad autónoma. Por esta razón Iñaki Williams hizo su primer disparo a la puerta Txuri-urdin al afirmar en rueda de prensa que ellos (el Athletic Club) no le tienen miedo a la Real, de hecho “jugamos con gente de casa y eso sí es lo que ellos pueden envidiar”, apuntó en referencia a la legendaria política rojiblanca de solo jugar con futbolistas españoles, que choca con la realista de apoyarse en capital extranjero. El genial punta vasco, que sonó para Manchster United y Juventus, está feliz en Bilbao, ya que, aunque aún no ha marcado, es la referencia del Athletic, casi la estrella del equipo, y espera que sea su año de confirmación.