El dilema de Zidane que desespera a Florentino y rompe la plantilla

El francés debe decidir si hace debutar o no al jugado y ponerle por delante de pesos pesados

El parón de las selecciones ha venido bien al Real Madrid y a Zinedine Zidane. La calma que ha existido estos días en los entrenamientos del Madrid choca con la tensión que se respira cada vez que el equipo pisa el césped. El Madrid juega contra el Levante este fin de semana en el Santiago Bernabéu. Es su segundo partido en casa este año. El primero lo empató contra el Real Valladolid. Otro empate podría ser mortal para los intereses del equipo blanco y la plantilla, que sienten la presión cada vez que juegan en su estadio.

Muchos de los jugadores lesionados se han ido recuperando estas dos semanas. Uno de ellos es Eden Hazard. El belga podría debutar, no como titular, en un partido oficial con el Real Madrid. Lo haría con la que va a ser su afición las próximas temporadas. Hazard fue seleccionado por Bélgica para estos partidos pero no llego ni a entrenar con ellos para la tranquilidad del Real Madrid. Los médicos de la selección confirmaron la lesión del jugador y le  mandaron de vuelta a Madrid.

Brahim Díaz y James Rodríguez también están de vuelta. El malagueño quiere recuperar la oportunidad perdida. El año pasado fue de los mejores al acabar el año y este año tuvo dos lesiones que le han impedido, de momento, jugar. James ya fue titular contra el Real Valladolid y está totalmente recuperado y listo para ser parte del equipo si Zidane lo estima oportuno.

Otro que también se ha recuperado de sus molestias ha sido Rodrygo Goes. El brasileño, aún con ficha con el Castilla, va a suponer un dilema para Zidane. Al francés le encanta el jugador pero incluirle en la convocatoria podría suponer dejar fuera a pesos pesados como Lucas Vázquez o Vinicius. No sabemos como se lo tomará el vestuario en caso de que apueste por el brasileño.


A Zidane se le multiplican los problemas. Por si tuviera pocos.