El plan de Memphis Depay contra el Barça: problemas para Alemany

El plan de Memphis Depay contra el Barça: problemas para Alemany

El futbolista neerlandés termina contrato en junio de 2023 y quiere salir a coste cero del Camp Nou

Una de las situaciones complicadas que tiene que afrontar la dirección deportiva del FC Barcelona liderada por Mateu Alemany en lo que respecta a la carpeta de salidas, es la de Memphis Depay. En el club azulgrana son conscientes de que el neerlandés apenas cuenta para Xavi Hernández y prueba de ello son los pocos minutos que ha jugado hasta la fecha cuando ha estado disponible. Un hecho que, sumado a que el delantero solo tiene un año más de contrato con el club catalán, han provocado que en el Camp Nou estén intentando por activa y por pasiva mover al ‘14’ culé en el mercado de fichajes invernal.

En este contexto, los esfuerzos del Barça han dado sus frutos, ya que, como os contamos en Don Balón, equipos como la Roma de José Mourinho, el Manchester United de Erik ten Hag o el Newcastle de Bin Salmán han mostrado interés en incorporar a Memphis Depay en enero. Sin embargo, según informa el Diario Sport, el gran obstáculo que se está encontrando Mateu Alemany en la salida del neerlandés proviene del propio jugador, que no quiere dejar el Camp Nou durante la próxima ventana de traspasos.

Memphis Depay, futbolista del FC Barcelona

Evidentemente, razones al futbolista le sobran para no querer salir, ya que de este modo será libre de negociar con cualquier club a partir de enero un traspaso a coste cero en verano, lo que, a su vez, repercutiría en una prima de fichaje para el propio Depay. En este sentido, cabe recordar que en el mundo del fútbol es habitual pagar una prima de fichaje a jugadores que llegan a coste cero, libres, procedentes de otros clubes.

De hecho, basta con mirar hacia atrás para entender que el plan de Memphis Depay pasa, como comentamos, por salir libre en junio, ya que, sin ir más lejos, durante el pasado mercado de fichajes veraniego, el FC Barcelona ya intentó vender al neerlandés con el objetivo de generar hueco salarial y poder inscribir a algunos de sus fichajes estivales, tales como los de Robert Lewandowski, Raphinha o Koundé. Ahora bien, a la práctica, la postura del neerlandés fue inflexible y decidió no salir del Barça con los ojos puestos en una futura agencia libre en verano. Ahora, prácticamente cuatro meses después, y para desgracia de Mateu Alemany, no parece que la postura de Memphis Depay vaya a cambiar.