Enfado tremendo de Leo Messi: ¡No puedo creer que lo hayáis dejado escapar!

Gran decepción en el astro argentino y varios pesos pesados de la plantilla

Jugadores y entrenador coinciden en varios de los puntos a reforzar en la plantilla de cara a la exigente temporada que se avecina. El Barça, sin embargo, tiene nombres y forma como para lograr dar continuidad a sus notables éxitos conseguidos en los últimos tiempos, donde es el auténtico dominador del futbol español en la última década, donde golea en títulos al Real Madrid.

Solo falta expandir esa dinámica ganadora -por momentos con facilidad y sensación de ser una apisonadora- a Europa, donde el gran entorchado continental, la Champions League, se resiste ya desde hace demasiado tiempo. Antoine Griezmann y Frenkie de Jong son los dos grandes argumentos, ambos de calado, con los que el Barcelona piensa que puede cumplir al máximo en la competición que lleva a la orejona. Sin duda no se equivocan. Pero hay más necesidades.

De Jong, con el Barça

Y en eso también coinciden tanto los jugadores como Ernesto Valverde. Se buscaba la bomba de Neymar que supondría reunir a los cuatro fantásticos y formar una delantera de época, pero el brasileño, aunque lo quiera, tiene pie y medio en París. Llegue o no el carioca hacen falta repuestos en la zaga, más si finalmente se va Samuel Umtiti. Y es ahí donde han chocado Leo Messi y la dirección deportiva, ya que para el astro argentino había una pieza conocida que hubiese dado rendimiento, carácter y espíritu ganador a coste cero, pero se le ha dejado escapar, y eso no ha gustad a Leo. Este no es otro que Dani Alves.

El lateral tuvo sus más y sus menos con la actual directiva del Barça y eso ha pesado para que no se imponga el deseo de Lionel. Alves ha esperado hasta el final por una oferta de Europa que finalmente no ha llegado, y se ha decidido por aceptar una oferta de su país, donde espera tener una retirada de prestigio de la mano del Sao Paulo, club al que estará ligado las próximas dos temporadas.

Se acabó el culebrón y se pierde una de las amistades de Leo que quería el crack para la plantilla. Ahora solo falta Neymar, ¿será otra desilusión para Leo?…