Estalla la bomba del verano: Florentino Pérez activa su plan maestro

El movimiento a tres bandas colapsa Europa (y destroza al Barça)

El silencio mantenido por Florentino Pérez en los últimos días tras la irrupción con fuerza del Real Madrid en el mercado veraniego, donde ficharon a Eder Militao, Luka Jovic, Eden Hazard, Kubo y Rodrygo Goes, responde a una necesidad que se está tratando con calma y sin pausa en las oficinas del Bernabéu.

Zinedine Zidane, entrenador del club blanco, es de ideas claras e inamovibles, y pese a otras alternativas, siempre ha sido cristalino con su presidente: si quiere que el Madrid vuelva a reinar, necesita un todocampista de máxima calidad y recorrido, y ese solo puede ser Paul Pogba. Esta operación ha traído de cabeza a Florentino, que busca las mejores opciones para financiar una operación que el Manchester United ha amenazado con llevar a los 200 millones. Pero algo ha ocurrido, y de enorme trascendencia, como para hacer cambiar de opinión a la cúpula dirigente de Old Trafford.

Paul Pogba, con el Manchester

Y es que, pese a los intentos por convencer al jugador, desde Paris han iniciado la subasta por Neymar, ofreciéndole al jugador a diferentes clubes, entre ellos los Red Devils, y estos, necesitados de ilusión, acaban de ver la luz: piensan bajar la venta de Pogba a los 150 millones y con ese dinero y otros 50 plantarse en la capital francesa para fichar a Neymar Junior.

Ingleses, españoles y franceses están encantados con esta operación: unos consiguen a uno de los pocos cracks capaces de disputar el cetro de oro a Leo Messi y Cristiano Ronaldo, otros consiguen bajar el precio por su máxima aspiración para cerrar la plantilla, y los terceros logran la liquidez que buscaban, se lanzarán a por Dybala y se deshacen del brasileño. Un negocio redondo.

Neymar, este verano

Eso sí, de seguir los pasos de este triple movimiento, ya en curso, el gran perjudicado sería el Barça, que se vería excluido de los premios en disputa.