Fin al debate por un fracaso de 80M de Florentino Pérez: top como Casemiro y Kroos, encantado con él

Fin al debate por un fracaso de 80M de Florentino Pérez: top como Casemiro y Kroos, encantado con él

El mediocentro blanco ha recuperado su mejor versión en su segunda temporada

Los comienzos nunca son fáciles en el Real Madrid y así lo ha podido probar Aurélien Tchouaméni. El francés llegó la temporada pasada prometiendo ser un pivote tan decisivo como lo fue un Casemiro que abandonó el barco para fichar por el Manchester United. Sin embargo, la primera campaña del ex del Mónaco no estuvo a la altura de las expectativas, abriendo así un debate sobre si su fichaje fue un acierto o un fiasco por parte de Florentino Pérez.

Tchouameni

Primer gol para volver a sonreír

El perfil de futbolista de Tchouaméni no es de los más agradecidos. El francés es el encargado de hacer el trabajo sucio en la medular blanca para que los demás puedan brillar a su alrededor. En este mismo sentido, si está bien, el galo es el ancla del equipo. Sin embargo, tras una deslucida temporada pasada, hubo serias dudas sobre si estaba capacitado para desempeñar dicho papel en el Real Madrid, pues su limitada salida de balón es un factor que lo ha frenado en exceso.

Sin embargo, Tchouaméni, ya se desmelenó con una gran pretemporada, donde se ganó el favor de un Ancelotti que ha ido ganando en confianza en su jugador y le ha dado el puesto de titular en todos los partidos de la temporada a excepción de la visita al Civitas Metropolitano, donde entró en la última media hora de partido.

Pese al crecimiento en confianza, al francés le faltaba todavía ese gol que le quitara de encima todos los fantasmas y rumores sobre si era o no un fichaje fallido y ese tanto llegó en Montilivi donde gracias a un centro magistral de Toni Kroos a la salida de un córner, el francés mandó el balón al fondo de la red para quitarse de encima varias losas. Además de complacer a un Kroos que ha sumado una nueva asistencia y que ve en Tchouaméni a la reencarnación de su legendario guardián de la medular, Casemiro

Florentino respira por su gran inversión

Por su parte, el presidente blanco también está más tranquilo. El fichaje de Tchouaméni supuso una inversión de 80 millones de euros, de aquellas que no se pueden fallar. En este sentido, tras una primera campaña donde se levantaron las primeras dudas. La realidad es que el galo apunta a ser una inversión exitosa por parte de Florentino Pérez.