Florentino lo sabe y toma medidas: Nadie cree ya en Zidane

El entrenador francés se juega el puesto en Sevilla y la sombra de José Mourinho es cada vez más alargada

 

Florentino Pérez estaba muy serio ayer después del partido contra el PSG. Sabe el presidente blanco que es en la Champions donde el equipo debe dar la cara. Y no fue el caso. Más bien todo lo contrario. Quitando los 5 minutos iniciales el equipo de Zidane se vio superado en todo momento por el PSG.
El equipo entrenado por Tuchel demostró dos cosas: la primera que el trabajo realizado el año pasado ha sido más que positivo y que la base del equipo tiene interiorizada los automatismos que necesita para hacer funcionar su sistema. La segunda, y no menos importante, es que el equipo funciona, y casi mejor, sin estrellas que con estrellas. Ayer solo estaba Icardi, aún fuera de forma, ni Mbappe, ni Neymar, ni Cavani jugaron. Y al PSG no le hizo falta.

neymar

Sarabia, ex canterano del Madrid y que este año valió 20 millones de euros hizo un partido descomunal. Jugando entre líneas, flotando entre el medio campo y la defensa. Prácticamente indetectable para el Real Madrid. Junto a Verratti destrozaron a un Madrid desdibujado y que encima vio como otro ex, como Ángel Di María marcaba 2 goles. Y pudieron ser 3.

Pedja Mijatovic, héroe de la séptima Copa de Europa del Real Madrid y ex director deportivo blanco lo dejo ayer bien claro diciendo que “no creo que Zidane esté capacitado para sacar esto adelante”. Dijo el serbio lo que muchos piensan. La situación le viene grande a Zidane y su equipo de trabajo.

Hay que ver ahora como se toma Florentino estos días. Si la maquinaria blanca empieza a moverse el nombre de José Mourinho comenzará a sonar en todo el mundo y en los medios más importantes de España. Mourinho está esperando la llamada de Florentino y ayer siguió el partido muy de cerca. Sabe que si se va Zidane a él le van a llamar. Y ya lo dijo hace apenas un mes”Puedes decirle dos veces no al Real Madrid, 3… es imposible”.

José Mourinho ya no es un imposible en el Real Madrid. Muchos le ven como una solución.