Florentino Pérez se pone serio por James Rodríguez (hay ofertón)

Exige una condición, y un grande se suma a la puja

El presidente del Nápoles, Aurelio de Laurentiis, se las prometía muy felices por James Rodríguez, le veía vistiendo de celeste junto a Fabian Ruiz y Lorenzo Insigne pero ha querido tensar demasiado la cuerda con un hombre que, cuando ha de serlo, se convierte en un complicado negociador: Florentino Pérez.

Porque el máximo dirigente blanco confía en su silencio y trabajo en la sombra para afianzar los objetivos que el Real Madrid tiene. Sabe que quiere principalmente dos activos, Paul Pogba y Christian Eriksen, también está al corriente los descartes de Zinedine Zidane y, por supuesto, de estos últimos, conoce los que pueden servir a la causa de la reinversión en los cracks. Y James Rodríguez es uno de ellos.

De Laurentiis se arrancó en varias declaraciones públicas exigiendo que el club de Concha Espina bajara el precio como condición fundamental para que los napolitanos entraran a por el colombiano, pero el productor de cine no contaba con competidores, y de altura, por el mediapunta. Y han aparecido. En plural.

James, con la selección de Colombia

Por un lado, un Cholo Simeone que cree que la tripleta Joao Félix, Morata, James puede ser muy productiva y ha presentado con fuerza la candidatura atlética sobre el 10 de la cafetera: 50 millones de euros, 8 más que los italianos. El Madrid solo duda por dos razones: una, cree que puede sacar más; y dos, el tercer equipo interesado, aunque más discretamente, es llave en una de las dos únicas operaciones que se plantea ya el Real Madrid en este verano, precisamente la más dura de las dos: Paul Pogba.

Sí, el Manchester United quiere a James Rodríguez. Su calidad serviría a la causa de los Red Devils de sumar creatividad a un equipo que cuenta sus refuerzos por defensas. Para ellos, las ofertas de colchoneros y partenopeos son asumibles. Por ese precio merece la pena invertir en un jugador de probada eficacia. De hecho, si no se meten abiertamente en la pelea es por no dar falsas esperanzas a Florentino Pérez sobre su determinación por mantener el precio de Paul Pogba, 180 kilos. El manda más merengue lo sabe, pero también que es una buena piedra de inicio.

Florentino Pérez y el cuerpo técnico del Madrid

Si finalmente Madrid y Manchester hacen migas por James, con intereses compartidos, Atlético y Nápoles pueden despedirse de la perla de Cúcuta. Tendrán que apretar.