Fue el socio perfecto de Frenkie De Jong, pudo ser culé y ahora, tras la pesadilla, llega a LaLiga

Fue el socio perfecto de Frenkie De Jong, pudo ser culé y ahora, tras la pesadilla, llega a LaLiga

Tras unos años agónicos en Old Trafford el neerlandés cambia de aires

Cuando el Ajax de la temporada 18/19 sorprendió al mundo eliminando al Real Madrid de la Liga de Campeones y estando a un pelo de alcanzar la final de la competición, había tres nombres que destacaban por encima del resto. Se trataba de Frenkie De Jong, Matthijs De Ligt y Donny Van de Beek. Tres jugadores que, pese a haber dado síntomas de poder ser los mejores del mundo, no han sido capaces de romper esa barrera para alcanzar el estrellato.

Beek

El caso más flagrante es el de Van De Beek, que, tras tardar un poco más en salir y fichar por el Manchester United, cuando pudo llegar a ser del Barça, nunca fue capaz de ser el crack que fue en el Ajax y acabó viviendo toda una pesadilla en el conjunto de los diablos rojos. Una pesadilla que en este mercado veraniego se debería acabar para dar paso a una nueva etapa en LaLiga de la mano del Girona, que, según Relevo, ha optado por apostar por Van de Beek para la próxima temporada.

Más talento para que Michel trabaje 

Si hay un aspecto en el que el técnico del Girona es un especialista es en la capacidad de sacar la mejor versión de todos sus futbolistas. Míchel entiende a la perfección las necesidades y capacidades de sus futbolistas, lo que hace que los ponga en las mejores situaciones para que brillen y recuperen la confianza. Aspecto fundamental para Van de Beek que, si algo no le falta, es talento, pero al que sí que le escasea una confianza que, a cada temporada que pasaba en Old Trafford iba menguando más y más.

Del banquillo del United a jugar Champions

Además, el hecho de haber ido a un club más modesto como el Girona no implica que el neerlandés haya dado un paso atrás en su carrera. Más bien, todo lo contrario. Y es que, a diferencia de lo que hubiera hecho en el United, Van de Beek podrá jugar la Liga de Campeones en Montilivi, donde llega con la esperanza de volver a sentirse futbolista tras unos años dignos de una pesadilla en Inglaterra, donde ya califican de desastre su paso por Old Trafford.