Leo Messi entra en cólera: el Barça, solo un fichaje más (y no es Neymar)

Josep Maria Bartomeu y Ernesto Valverde se lanzan a por otro jugador

Tanto se había especulado con la posibilidad de reunir a los cuatro fantásticos bajo la misma bandera, la culé, que pocos se habían dado cuenta de las dificultades que entrañaba tratar de realizar dicho deseo: a las estructurales y estratégicas propias de la mala relación entre las directivas del Barça y el PSG, se unía una mayor: la imposibilidad económica de que el Barcelona pudiese afrontar semejante desembolso.

Nada menos que un mínimo, más variables, de 200 millones de euros pide el conjunto de París por Neymar, todo ello tras los fichajes de Frenkie de Jong y Antoine Griezmann (también Neto). Sí, desde luego que el PSG le ha abierto la puerta de salida al crack brasileño, pero para cruzarla hay que revestirse de oro y diamantes. Y, a día de hoy, Neymar tiene casi imposible volver a Can Barça.

Leo Messi, en un partido en el Camp Nou

Se ha estirado la cuerda de la negociación pero la directiva del Barça, asesorada por el cuerpo técnico, se está convenciendo de un método más racional: fichar por una necesidad y cerrar la plantilla. Y esa necesidad no es Neymar, teniendo en cuenta el triplete de oro que ya tiene el Barça con El Principito, Leo Messi y Luis Suárez (más Coutinho y Dembele).

Ernesto Valverde prefiere reforzar la zaga que lanzarse a por una millonaria transferencia que hipoteque al club y genere tensiones en el vestuario. Y la directiva ya hace caso al míster. Esto no hace gracia a Leo Messi, pero tendrá que resignarse a ver pocas caras nuevas más este año.

Aunque sí que habrá una.

El Barça está ultimando las negociaciones con el Betis para finalizar exitosamente el traspaso de Junior Firpo, internacional Sub – 21  con España, que viene a plantar competencia a Jordi Alba y a presentar su candidatura como el próximo propietario de la banda izquierda blaugrana durante muchos años cuando el de Hospitalet de Llobregat claudique.

Junior Firpo, cerca del Barça