Lo que se juega Luka Jovic ante el Sevilla ¡Presión añadida de ellos!

El delantero tiene un choque de altura en el Bernabéu para reivindicarse… o morir

Se suele decir que los trenes en la vida pasan solo una vez, si esto es así, en el Real Madrid serían la mitad. La exigencia del club y de la afición blanca, acostumbrada a la excelencia, pide que sus jugadores no solo den el máximo y alcancen picos de calidad exquisitos, sino que los acompañen con eficacia, preciosismo y lucidez. No es poco. Y para llegar a esas cotas hay que tener un talento desmedido, una personalidad arrolladora y estrella. Y ninguna de las tres cosas están por ahora con Luka Jovic. Y a la grada blanca le sale el eco de la inmediatez con él.

No lo van a ocultar. Los aficionados merengues nunca lo han hecho. Si Jovic vuelve a desaprovechar este sábado ante el Sevilla la que sería su tercera oportunidad como referente en el ataque madridista, los pitos aparecerán, el respetable le pondrá la cruz y Zidane pasará página, máxime cuando Karim Benzema esté para seguir dando patadas, que ya se acerca la hora. Todo apremia al 19 del club de Concha Espina.

Si lo hace bien, no es que el serbio vaya a sentar al galo, pero es diferente dejar buen sabor de boca y tener el viento favorable cuando surja una nueva oportunidad, que saltar al césped a sustituir al mejor jugador del equipo (al menos en lo que va de temporada) con la sombra de la sospecha planeando sobre su cadáver deportivo. Y el Bernabéu mata jugadores con la velocidad del guiño. De hecho torres más altas han caído. En sus graderíos se han escuchado pitos a Raúl González, Ronaldo Nazario, Zinedine Zidane, Luis Figo o Cristiano Ronaldo.

Y eso lo tiene presente Jovic, y si no lo tiene, ya se lo ha dicho Zidane, que le exige y le apremia para despertar, al menos en lo que a entrega y garra se le presupone a un futbolista que quiere hacerse un hueco en el club más exigente del planeta. La del Sevilla es un oportunidad única para Jovic, él lo sabe, ya que los hispalenses son cuartos a cinco puntos del Madrid, llegan como uno de los equipos punteros de LaLiga y a los que el Madrid necesita ganar para seguir metiendo presión a un Barça cargado de dudas. Jovic será el referente, otra vez. No le quedan muchas más; estamos en enero y ya suenan nombres de altura para acompañar a Benzema y Hazard: Mané, Kane, Mbappé…

Zinedine Zidane