El Madrid lo tiene cerrado y es el nuevo Mbappé que asombra Europa

Zidane está al tanto

En el Real Madrid siguen insistiendo en traer a un pivote defensivo que pueda relevar o competir con Casemiro. Desde la salida de Marcos Llorente, se ha quedado solo en esa demarcación. Y, a pesar de que ha recuperado su mejor versión, Zinedine Zidane es consciente de que tarde o temprano tendrá que darle descanso o aparecerán lesiones y sanciones que no le permitan jugar.

El problema es que, a día de hoy, nadie puede desempeñar su rol. Toni Kroos ha demostrado que no está capacitado para asumir sus tareas y Fede Valverde tampoco convence. Por eso, se habían fijado en jugadores de la talla de N’Golo Kanté, Miralem Pjanic o Marc Roca. Aunque en las últimas horas, ha cobrado fuerza una nueva opción que parece seducir más a Florentino Pérez.

Y esa es la que tendría como protagonista a Eduardo Camavinga, una de las grandes sensaciones en toda Europa en este arranque de temporada. Tiene nivel, potencial, gran margen de mejora y, además, sería bastante más barato que las otras opciones, pues su club, el Stade Rennais, escuchará ofertas que ronden los 25 millones de euros. Una ganga por un jugador con un buen presente y un tremendo futuro. 

Rápido, inteligente, contundente, duro, maduro… a sus 16 años, ya ha demostrado tanto en Ligue 1 como en competiciones europeas, ante equipos de primer nivel, que no se esconde. Tiene un físico privilegiado y una gran facilidad para recuperar y distribuir en corto. Tal es su impacto que muchos medios ya han atrevido a asegurar que es ‘el nuevo Kylian Mbappé’.

O incluso mejor aún, a pesar de que no sean comparables porque juegan en distintas posiciones. Pero lo cierto es que Camavinga ya es titular indiscutible y una de las estrellas de su equipo, mientras que al astro del Paris Saint-Germain le costó un poco más, y no fue hasta cumplir la mayoría de edad cuando explotó.

No le quiten el ojo de encima.