¡Menudo fiasco en Barcelona! Florentino Pérez no puede parar de reírse

Al Real Madrid le ofrecieron al jugador pero el club se negó a pagar lo que pedían por él

Cuando un jugador joven destaca en una liga menor rápidamente los jugadores salen al mercado y su nombre ya se unen a los clubes más grandes. Muchas veces esto no deja de ser una estrategia de los clubes de origen o de los representantes para aumentar el precio de su producto. Al final el jugador no es más que un producto que va a dar unos beneficios económicos a su club de origen o a sus representados.

Es duro ver a un jugador como “mercancía” pero muchas veces es la sensación que percibimos. Casos como el de Vinicius o el de Rodrygo Goes es uno entre los 600 niños que están en las academias de los grandes equipos en latino américa. Para que salga uno de ellos tienen que fracasar miles. Es quizás ahí donde reside la responsabilidad de los equipos europeos sobre cuantos jugadores comprar, muchos de ellos cuando aún no tienen ni 18 años.

rodrygo gouyes

El Madrid fichó a Vinicius y Rodrygo sin haber cumplido aún la mayoría de edad. Un hecho que llevó a muchos clubes a empezar a ofrecer jugadores jóvenes de su cantera al equipo merengue. Al Madrid le gusta mucho mirar a sur américa porque es un mercado donde muchos otros no pueden llegar y puede alcanzar una ventaja. El fichaje de Neymar por el Barça adelantándose al Madrid aún escuece a Florentino.

Y esta tesitura desde Uruguay hace dos años le ofrecieron al Madrid a un central. Se trataba de Ronlad Araújo. El equipo de origen, el Boston River pedía entorno a 2 millones de euros por el pase del central. Más el pago a representantes y demás corte suponían unos 5 millones de euros. Florentino dijo está vez no, pero el Barça dijo sí.

Ayer mismo tras media temporada en La Masía jugando con el Barça B Araujo debutó sustituyendo a Todibo. Fue expulsado a los 10 minutos de entrar. Florentino disfrutó de este momento reafirmándose en su decisión de decir no a Araujo. En Barcelona ya saltan las dudas sobre la operación, aunque Valverde está encantado con él.

El Real Madrid también pudo comprar a Griezmann este verano y dijo no. Veremos quien gana la partida de ajedrez. De momento Florentino sonríe. Bartomeu está más serio.