Messi impone un fichaje bomba al Barça para seguir (y no es Neymar)

Puede costar menos de 100 millones.

El Barcelona a fuerza de individualidades está buscando recuperar el estilo que se había complicado en los últimos partidos. El encuentro contra el Getafe significó un respiro que necesitaba el grupo frente a tantas adversidades, aunque también dejó claro las falencias que tiene la plantilla, por ello, Messi quiere un fichaje bomba para el Barça, y esta vez no se trata de Neymar.

La distribución del plantel para este año tiene desproporciones evidentes, y es que en el centro del campo, por ejemplo, existe una sobrepoblación que ha generado que futbolistas de gran capacidad como Arturo Vidal e Ivan Rakitić se queden sin ver suficientes minutos. Esta gran cantidad de jugadores dista mucho de la disponibilidad de efectivos en el lateral derecho, donde se encuentra, Nélson Semedo, que no termina de afianzarse, además del polivalente y siempre rendidor, Sergi Roberto, quien cumple, pero se nota en partidos de alto voltaje que no es su posición natural.

Messi pide un lateral derecho indiscutible para el Barça

Messi ha pedido a la dirigencia un futbolista defensivo por banda derecha que pueda ser titular indiscutible y el principal candidato es Joshua Kimmich del Bayern Múnich. El alemán cree que en Múnich su carrera se está estancando y no se siente cómodo, debido a que el proyecto deportivo no muestra un crecimiento sostenido. En las últimas temporadas ha sido lo de siempre, ser dominadores de la Bundesliga y la copa local, pero en la Champions no les termina alcanzando.

La última polémica del Bayern tuvo una respuesta de Kimmich que contradijo al presidente de la institución bávara: «Lo que dijo Marc no fue nada grave. Solo dijo que estaba decepcionado y está claro que puedo comprenderle. No atacó a Manu (Neuer) en ningún momento», de esta forma le da la espalda a Uli Hoeness, lo que podría hacer más factible aún su salida de Alemania.