Messi no lo puede ni ver (y Bartomeu no quiere echarlo del Barça)

Espera que salga.

Lionel Messi está decepcionado con la dirección deportiva del club por la mala gestión que han desarrollado. El ‘10’ está presionando para que se deje de respaldar a Éric Abidal en el puesto, debido a que ha demostrado no estar a la altura.  Josep Maria Bartomeu no quiere echar al francés, pues es un hombre de su confianza. ¿Abidal tiene méritos para sostenerse en el cargo?

El paso de Abidal ha sido tan intrascendente a la hora de hacer fichajes, que antiguos ocupantes del cargo como Zubizarreta y Robert Fernández, se ven excelsos a su lado. 

Los fichajes para mejorar la plantilla han sido insuficientes, y en este momento de la temporada, Quique Setién mira al banco para buscar soluciones y no cuenta con el fondo de armario que un club como el Barcelona debe tener. Además, dejaron ir a Carles Pérez y Aleñà, dos jugadores interesantes que podían ser aprovechados. 

Messi encabeza un vestuario que coincide en que Abidal se está cargando solo el proyecto deportivo. Ante la lesión de Luis Suárez, toda la responsabilidad recaerá en el crack argentino y en un Griezmann que aún no muestra su mejor versión. Se intentó contratar de manera fallida a Rodrigo Moreno como un salvador que no es, ya que si algo le falta al jugador del Valencia, es acierto de cara al arco. 

Bartomeu defiende a Abidal de Messi y compañía 

Bartomeu ya aceptó la petición de los pesos pesados para sacar a Ernesto Valverde del camino ante los malos resultados y falta de juego del equipo. Esta vez no está dispuesto a cambiar la cabeza de la dirección deportiva frente a la presión. Abidal tendrá que demostrar algo positivo en el puesto para bajar la gran cantidad de detractores que tiene dentro del club. Preocupa más que en otros tiempos la Messi dependencia, porque ha quedado en evidencia que por el momento no hay plan B.