La misteriosa razón por la que Arthur está fuera de las convocatorias

Se había ganado el puesto en una zona muy complicada en el Barcelona y lo ha tirado todo por la borda

Lo del centrocampista Arthur es para tirarse de los pelos. Una de esas cosas que de vez en cuando ocurren en el fútbol y que pone de manifiesto lo importante que es tener las cosas claras así como la capacidad de saber priorizar en cada momento que es lo más importante para un jugador. Los acontecimientos han ocurrido de la siguiente manera:

Cuando comenzaba la temporada, Arthur, ya conocedor del club y de su sistema de juego tras un año de adaptación donde jugó menos de lo que le gustaría pero que le sirvió para adentrarse en el fútbol europeo, esperaba y deseaba convertirse en el hombre fuerte del centro del campo junto a Sergio Busquets pese a tener una muy dura competencia como era la de Arturo Vidal, Iván Rakitic y el canterano Aleñá. Y a base de esfuerzo y buenas actuaciones lo logró. Arthur jugaba con asiduidad y Valverde contaba con él como primera espada en una posición crucial para el estilo del Barcelona

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Até o final. Sempre! 🔵🔴

Una publicación compartida de Arthur Melo (@arthurhmelo) el

Y cuando lo tenía todo, cuando estaba en la cima… lo tiró todo por la borda. A finales de noviembre y comienzos de diciembre el brasileño acudió dos días a hacer snowboard a la estación de equí de Grandvalira, lo que no gustó absolutamente nada en el club por tratarse de una de esas actividades que están totalmente prohibidas a los futbolistas por tratarse de deportes de elevado riesgo para su integridad fisica. De hecho, desde el partido del Wanda frente al Atlético de Madrid, el último que disputó, está fuera del equipo por problemas físicos. 

Tras estos acontecimientos Rakitic ha adelantado al jugador brasileño por la izquierda y se ha vuelto a situar como titular por lo que ahora su salida se ha dejado en stand by hasta ver que pasa con Arthur y el que ahora tiene más papeletas para salir es el chileno Arturo Vidal.