¡Modric por él! El cambio de cromos galáctico que tiene el Real Madrid

El croata acerca a una estrella

El Real Madrid y el Inter de Milán pronto podrían protagonizar un intercambio. En dos operaciones paralelas, que no tengan nada que ver la una con la otra, pero que acaben con un jugador pasando de un club a otro. En el caso del cuadro blanco, sería Luka Modric el que se marchara, pues su contrato acaba en el próximo mes de junio, y no hay intención en renovar.

Tampoco le han ofrecido la renovación, y hará las maletas a coste cero una vez finalice la campaña. Sigue siendo una pieza importante para Zinedine Zidane, si bien ya no engaña a nadie el hecho de que tenga 34 años, y sus mejores cursos ya hayan quedado atrás. La calidad y la clase no se pierden, pero su físico ya no acompaña y se le hace cuesta arriba aguantar los 90 minutos.

En el Giusseppe Meazza, aún y así, confían en contar con un crack de su experiencia y su nivel, pues hace menos de dos años que fue elegido Balón de Oro y ‘The Best’. Antonio Conte cree que aún le quedan un par de cursos en la élite, y le encantaría tenerle en sus filas. Y el que podría hacer el camino inverso sería Milan Skriniar, por el que Florentino Pérez espera abrir negociaciones.

El central del Inter es el que más gusta para cubrir la eventual salida de Sergio Ramos a final de curso. Bajo el mando de Antonio Conte, está rindiendo a un nivel superlativo, acompañado de Stefan de Vrij y Diego Godín. A sus 24 años, tiene unas cualidades únicas, una gran experiencia en la élite y un precio aceptable, de 80 millones de euros. Ahí es nada.

En el Santiago Bernabéu confían en llegar a un acuerdo con la directiva ‘neroazzurra’ para llevarse al ex de la Sampdoria, al que le prometieron estudiar su adiós si así lo pedía personalmente.

El tren del Madrid solo pasa una vez…