Mourinho se entera y alucina ¡El Madrid tiene un crack atado para verano!

El míster portugués no se puede creer

Sin duda la llegada de José Mourinho ha sido, al menos a corto plazo, muy beneficiosa para el subcampeón de Europa, el Tottenham Hotspur. Los londinenses, pese a que cayeron en Múnich en el último e intrascendente duelo de la fase de grupos de la Liga de Campeones (ambos estaban clasificados, los locales como primeros y los ingleses, segundos), muestran ya otra cara, especialmente en la Premier League, y cuentan con cuatro victorias en los últimos seis partidos, eso sí, además de dos derrotas, ante el propio Bayern de Múnich y el Manchester United, ambos como visitante.

Y eso es lo que se espera siempre del preparador luso, una reacción inmediata. A Mou se le considera la gasolina que hace crecer la llama al instante, la agita y la moviliza, creando una iluminación en forma de esperanza, capaz de irradiar expectación del interior al exterior, desde el vestuario al aficionado. Aunque, a decir verdad, también se dice que es el pirómano que muchas veces no sabe administrar el fuego y termina por quemar al club, a los jugadores y a la afición que le acoge. Veremos.

Otra cosa que no se le puede negar es su capacidad para hablar claro y conciso a los jugadores. Los que cuentan para él, lo saben al instante; los que no, también. Ha hablado con Harry Kane para tratar de que se quede en Londres, aunque con dudoso éxito (el crack sigue en las mismas: o ganan títulos o los buscará fuera, posiblemente en la capital de España). También con Son Heung-min, al que considera un pilar de este equipo. Y por supuesto con Christian Eriksen, que tiene pie y medio fuera. 

Harry Kane

El danés y el portugués han mantenido una conversación sincera en la que se han expuesto sus pretensiones, “fue muy honesto conmigo y yo fui muy honesto con él”, dijo el luso tras el duelo de Liga de Campeones sobre su charla con el mediocampista. Al parecer, Eriksen le insistió en su deseo de vestir de blanco, de hecho le comunicó que tiene un preacuerdo para el verano con el club merengue e incluso le instó al portugués a darle un consejo, dada su compleja situación. The Special One le expresó que el Madrid es la cima y la presión, que se lo piense. No hay nada que pensar, le habría comentado el centrocampista.

Para Mourinho ha sido revelador y sorprendente esta situación, toda vez que el club que lidera Florentino Pérez maneja una órbita grande, desde su gran estrella, Kane, al crack del PSG, Kylian Mbappé, pasando por los rumores de Mo Salah, del Liverpool, (el egipcio querría vestir de blanco al término de esta campaña) y ahora Christian Eriksen, que sería el sstituto de Luka Modric.