Locura de Jurgen Klopp: ¡El Liverpool paga su clausura y se lo lleva!

¡Shock! Está cerca de cerrarlo para invierno y el jugador está encantado

Es el campeón de Europa y tiene al defensa central más mediático de los últimos años, Virgil van Dijk. A uno de los mejores tridentes del mundo y unos registros descomunales. El Liverpool es una apisonadora en la Premier League, donde gobierna (esta vez sí) con puño de hierro y a un ritmo tan vertiginoso de victorias como refleja su juego, una cadencia que no han podido seguir ni los citizens de Pep Guardiola, a los que aventajan ya en 14 puntos (8 le sacan al segundo clasificado, el Leicester City).

Y si los reds impresionan al continente es porque poseen el mando con las mayores distinciones, estilo propio y personalidad de Europa: el de Jurgen Klopp, su entrenador. El alemán ha sabido configurar una comunión prefecta entre lo que él considera el juego más idóneo para su equipo y las características de sus futbolistas, y su imagen de eficiencia sobre un terreno de juego, todo ello mezclado con la mística de un club histórico, con una afición a la altura y un estadio icónico. Y ese cóctel tiene aterrorizados a sus principales rivales en la lucha por el torneo británico y la Champions League. Bien lo saben en el Camp Nou, que no quieren ver Anfield ni en pintura.

El ex preparador del Dortmund ha cocido este súper equipo a fuego lento y sin grandísimos egos, al menos ninguno de esos que se superponen en demasía sobre los otros. Y esa estrategia va a continuar latente en el club británico en tanto en cuanto el míster ha renovado por cuatro temporadas con los de la ciudad de The Beatles. A decir, fichajes necesarios y nunca grandes millonadas. Gente con futuro, calidad y ganas.

Y son muchos los jugadores que reúnen estas características. Sonó para el Liverpool Marco Asensio, que es cierto que gusta a Klopp pero que difícilmente puede hacer que el Real Madrid le libere de él sin entrar en una millonada. Eso sí, hay que tener en cuenta que hoy en día cualquier futbolista quiere ponerse a las órdenes del carismático míster bávaro, desde el mismo Asensio a tantos otros. Como el joven delantero del Salzburgo Takumi Minamino, por el que el conjunto inglés sí va a pagar en enero su clausura, 9.6 millones de euros.

Marco Asensio

El punta nipón reúne todo aquello que gusta a Klopp, bisoño, con descaro y clase, como ya demostró tras su exhibición en el coliseo anglosajón en la derrota por la mínima del club austriaco, 4-3, allá por octubre, en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Por su parte, el japonés está encantado con vestir la elástica del seis veces campeón de Europa.