Ni Messi traga a Bartomeu. Es su final y estas son las razones: alucinante

Parece increíble haber hecho enfadar a Leo Messi tantísimo en tan poco tiempo

Si en el Real Madrid parece que todo encaja y cada noticia es mejor que la anterior, en el Fútbol Club Barcelona parece estar ocurriendo precisamente lo contrario. Desde que comenzó este 2020 cada cosa que sucede en Can Barça es peor que lo anterior. Empezó el año con la lesión de Suárez y continuó con la eliminación a las primeras de cambio de la Supercopa de España y la posterior destitución de Ernesto Valverde. 

Pues una vez terminado el primer mes del 2020 todo lo que ha sucedido en los últimos días ha hecho que la situación del club sea aún peor. Primero la bochornosa gestión para hacerse con un delantero de garantías toda vez que el uruguayo Luis Suárez estará fuera de los terrenos de juego hasta finales de mayo. Han sonado nombres como Rodrigo Moreno, que no siendo un goleador, estuvo a punto de recalar en Barcelona por 60 millones de euros, o el ex sevillano Ben Yeder que se iba a los 80 kilos. 

Leo Messi

Sin embargo mientras estos nombres sonaban se escapaban otros como Erling Haland, fichado por el Dortmund por unos irrisorios 20 millones de euros. El uruguayo Edinson Cavani ni tan siquiera ha sido planteado por una junta que además de ser incapaz de hacerse con un delantero goleador ha visto como todas y cada una de las negociaciones se aireaban a la prensa haciéndose públicas casi minuto a minuto.

La situación del Barcelona es tan límite que el propio Leo Messi ha rechazado la última oferta de renovación presentada por la junta directiva presidida por Bartomeu y es que el presidente está en su peor momento desde que llegase al club en julio de 2015. Tanto es así que de no reconducir la temporada puede tener que adelantar las elecciones al próximo verano, donde tendrá al menos un duro competidor, el pre candidato Victor Font.