Por culpa de Mbappé y Endrick, Carlo Ancelotti asume el papelón en el Madrid por un nuevo galáctico

Por culpa de Mbappé y Endrick, Carlo Ancelotti asume el papelón en el Madrid por un nuevo galáctico

El técnico italiano deberá tomar una importante decisión con sus talentos más jóvenes

Si bien parecía que la llegada de Endrick al Real Madrid iba a ser plácida y no iba a generar polémica alguna con su aterrizaje a la capital española, a cada díaa que pasa, se le complica la papeleta a Carlo Ancelotti, que ya no solamente tendrá que gestionar los minutos del brasileño como relevo de Mbappé, sino que ahora también deberá tener muy en cuenta a Arda Güler, una pieza con la que nadie contaba y que ha demostrado ser un talento ineludible.

Arda Güler

Pese a haber caído eliminado de la Euro, el joven turco ha demostrado que muy pocos jugadores en el mundo están a su nivel a una tan temprana edad. Hecho que ha llenado de ilusión a todo el madridismo, que ahora sabe que tiene a toda una joya entre sus manos. Sin embargo, con el otomano, la acumulación del talento en la parcela ofensiva es tal, que puede acabar provocando un desencuentro importante dentro del vestuario. 

La gestión de Carletto será la clave de todo

Ante este conflicto candente, será Carlo Ancelotti el único con la capacidad de evitar un estallido. Es evidente e inevitable que vaya a haber momentos en que alguien se moleste por no ser tan importante como le gustaría. Es ahí donde la buena mano de Carletto a la hora de gestionar los vestuarios será clave, ya que en una delantera de tres, no hay sitio para que Vinicius, Mbappé, Rodrygo, Bellingham, Endrick y Arda Güler sean todos titulares cada semana, de modo que habrá que establecer un primer orden de jerarquías.

Fin a una Euro para el recuerdo

Pese a haber caído en cuartos, la realidad es que Arda Güler y Turquía se van de la Eurocopa con plenos honores y siendo, el joven de 19 años, el jugador revelación de un torneo, donde ha demostrado que está listo para ser una pieza muy importante para el Real Madrid. Todo lo contrario de Endrick, que también deja la Copa América, pero con un papel mucho más gris y mucho menos brillante

Así pues, Carlo Ancelotti deberá ser muy hábil para gestionar egos y necesidades de jugadores que apuntan tan alto como Endrick y Arda Güler. Especialmente, porque además de ellos, ha habido otra llegada para la delantera blanca con el fichaje de Kylian Mbappé.