Primera crisis en el Barça: dos descartes de Setién que tocan los cimientos

El técnico cántabro ya les ha dicho que no cuenta con ellos. Bartomeu horrorizado

Si Quique Setién es conocido por algo es precisamente por ser un gran valedor de sus canteras. Hasta la fecha en los dos clubs que ha entrenado en La Liga Santander así lo ha hecho y tanto en La Unión Deportiva Las Palmas como en su paso por el Real Betis Balompié dio la oportunidad a varios jóvenes canteranos de demostrar su talento en la máxima competición nacional.

De hecho, cuando Setién fichó por el Barcelona, lo primero que se destacó fue precisamente la forma en la que el cántabro cuida las fábricas de los equipos que trabaja. Dado que el modelo que se realiza en el club catalán está muy basado en su cantera, la Massía, parecía el entrenador ideal para poner en valor las nuevas joyas de la corona blaugranas. 

Cuando Setién firmó por el Barcelona la promesa más preparada para jugar en el equipo por edad y por madurez había salido ya cedido hasta final de temporada al Betis (Carles Aleñá) por lo que Setien se centró en Riqui Puig como su hombre estrella. De hecho, Riqui debuto con Quique en el primer partido que tuvo opciones de hacerlo, el pasado domingo en el Camp Nou frente al Granada en partido de liga. 

Leo Messi

Sin embargo, ha sido en la segunda semana cuando Setién ha comunicado a otros dos canteranos que su suerte será muy distinta con él en el banquillo ya que este año no tendrán oportunidades: Carles Pérez y Wagué. Ambos tienen en sus posiciones a jugadores con mucho peso: en el caso de Carles Pérez se trata, nada más y nada menos, que de Lionel Messi. Por su parte Wagué cuenta por delante con Semedo y el polivalente Sergi Roberto y Setien ya les ha dicho que si encuentra equipo para rodarse de aquí a final de temporada será mucho mejor para ellos.