¡Quiere jugar para Zidane! Y está en el Barça con Messi: ¡Pillado!

En el Camp Nou alucinan

No cabe duda de que Samuel Umtiti no está nada contento en el Barça, algo completamente lógico, valorando su situación actual. Porque cuesta mucho aceptar que tu rol es completamente secundario, y que tus minutos se reducen a dar descanso a los titulares, o cubrir su baja por lesión o sanción. Y aún cuesta más cuando hasta hace no mucho tú formabas parte de ese grupo de indiscutibles.

Lo que le ha ocurrido al ex del Olympique de Lyon da para película. Desde el primer día que aterrizó en el Camp Nou, se hizo un sitio en el once inicial, adaptándose rápidamente, y convirtiéndose en la pareja de baile de Gerard Piqué. La grada le cogió cariño y en la directiva se frotaban las manos, pues habían conseguido cerrar la llegada de un central para muchos años por solo 25 millones de euros.

Pero las cosas se han torcido, y de que manera. Hace poco más de un año, su grave lesión de rodilla le alejó de los terrenos de juego varios meses, y cuando regresó, no era el mismo. Ya no se le veía tan rápido ni tan ágil, y arrastraba algún que otro kilo de sobrepeso. Y en ese tiempo, Clément Lenglet aprovechó para ganarse la confianza de Ernesto Valverde y convertirse en titular. 

Por esa razón, Umtiti desea cambiar de aires, y ya tiene precio: 60 millones de euros. Y los rumores le sitúan en el Arsenal de Mikel Arteta, pues hace unos días el campeón del Mundial de Rusia fue cazado por las cámaras en el Emirates Stadium, siguiendo de cerca el choque que enfrentó a los ‘gunners’ con el Manchester United de Ole Gunnar Solksjaer, que acabó con victoria local por dos  a cero.

No obstante, es un secreto a voces que el deseo de ‘Sam’ es irse al eterno rival, al Real Madrid, y ser entrenador por uno de sus grandes ídolos, Zinedine Zidane. Allí, cubriría la baja de Sergio Ramos y sería la pareja de Raphaël Varane, con el que se entiende a la perfección, como se ha visto en la selección gala.

Pero es un sueño imposible…