Ramos ya lo sabe:Si el Madrid no supera este mes Zidane no llega a Navidad

El mes de Septiembre se antoja clave para la continuidad del entrenador en el Real Madrid

 

No llevamos un mes de competición y ya hemos vivido el primer movimiento en los banquillos. Ayer mismo Marcelino era destituido como entrenador del Valencia. Ante el asombro de toda la afición y de toda su plantilla. Piter Lim, máximo accionista del equipo ché, decidía prescindir de sus servicios y contratar en su lugar a alguien con inexperiencia en primera división como es Albert Celades.

Muchos de los jugadores de la plantilla, entre ellos el capitán Dani Parejo, han mostrado el apoyo y la disconformidad con la decisión de Piter Lim, mandando mensajes de ánimo y apoyo a Marcelino a través de sus redes sociales. Falta por ver si hay rueda de prensa para despedirse o si ni si quiera le dan la oportunidad de hacerlo a quien consiguió el año pasado levantar la Copa del Rey tras ganar en la final al Fútbol Club Barcelona.

De momento todos los entrenadores de primera parece que tienen cierto margen. Pero todo puede cambiar en cuestión de horas o tras el resultado de un partido. Que se lo digan a Marcelino que tras haber superado la crisis con Rodrigo se creía ya fijo en el puesto como entrenador del Valencia.

 

Zinedine Zidane tiene un mes que es como una reválida. El sábado juega contra el Levante. El miércoles debuta en Champions contra el PSG en París. Luego visitará Sevilla para enfrentarse al equipo de Loptegui. Nunca se le ha dado bien el Sánchez Pizjuán al Real Madrid.

El equipo blanco finalizara el mes jugando contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. Si no aprieta en los partidos anteriores puede el Madrid ponerse tras ese partido hasta 10 puntos por debajo de los colchoneros. Un escándalo tratándose en el mes en el que estamos.

Zidane ya sabe que este mes puede marcar su futuro próximo en el Real Madrid. Y es que Florentino sabe que el equipo no se puede permitir estar fuera de la primera competición del año en octubre. Llega la reválida de Zidane. Los malos estudiantes siempre van a septiembre.