El recambio de lujo (y que gusta a Messi) que busca una salida del Barça

Quiere ir a Inglaterra

Ninguno de los jugadores del Barça son ajenos a los movimientos de su club y a las intenciones de un Josep Maria Bartomeu que imprime todos sus esfuerzos en reunir a los ‘cuatro fantásticos’. Uno ya está listo, Antoine Griezmann, pese al desacuerdo sobre su contratación con la plantilla, era una promesa del dirigente culé, aconsejado por Eric Abidal, y quiere hacerla efectiva cuanto antes: creen que ya habrá tiempo de que haga migas con Leo Messi, Luis Suárez y compañía. Una compañía que, eso sí, va a menguar.

Si solo fuese ‘El Príncipito’ la contratación bomba del Barça, varios jugadores lo verían comprensible, incluso aceptable, como elemento para potenciar el grupo actual. Pero la posible llegada de Neymar supone una losa para una segunda unidad que empieza a ver casi imposible llegar a formar parte del once titular: la inversión que se haría por los astros francés y brasileño obligaría a Ernesto Valverde a contar con ellos en todos los partidos, al menos en los trascendentes. Y eso afecta directamente a muchos futbolistas del primer equipo.

Este sería el caso de un Malcom que ya ansía un traspaso a una gran liga en la que poder enseñar todas sus cualidades, que no son pocas. El nacido en São Paulo, de 22 años, considera no solo que ha jugado menos de lo que su rendimiento merecía, sino que siempre ha cumplido cuando ha sido de la partida. Una temporada en segundo plano, puede pasar; pero otra campaña, más aún a la sombra de dos estrellas tan caras, sería demasiado. Y novias no le faltan.

Una de ellas es el Arsenal de Unai Emery, que ha pedido al Barça la cesión del extremo zurdo, algo que el Barça, acuciado por las necesidades económicas, rechaza. El jugador está presionando ya que piensa que su situación en el Emirates Stadium cambiaría radicalmente, podría mostrar toda su capacidad desde la continuidad y la confianza que le ofrece el míster de Fuenterrabía y, así, revalorizar su estatus. 

La situación de Malcolm puede repetirse con otros jugadores culés. Neymar y Griezmann lo condicionan absolutamente todo.