¡El rival del Madrid quiere hacer una locura por Odegaard! ¡Es posible!

Los blancos quieren contrarrestar su interés: es intransferible

Bastante tiene ya Zinedine Zidane con las preocupaciones de mantener estable y viento en popa al grupo de jugadores con los que actualmente cuenta el Real Madrid para llevarse los títulos en disputa esta temporada, especialmente LaLiga, como para ponerse más preocupaciones en la mente o por alteraciones externas por futbolistas que no forman parte de la plantilla 2019/20. Sin embargo el francés no quiere ni oír hablar de vender a Martin Odegaard -cuenta con él para el próximo verano- sea quien sea el que venga a buscarlo. Y menos aún el rival directo de los blancos en Champions League.

Sí, porque para Pep Guardiola es fundamental -ahora que ha confirmado su interés en continuar en el Manchester City- asegurar el presente y el futuro de los skyblues y el futbolista noruego de la Real Sociedad, propiedad del Real Madrid, le gusta tanto que está dispuesto a hacer una locura por él. Para el de Sampedor, si se pone a tiro o el Madrid titubea, piensa ganarse su confianza para vestirlo de celeste.

Klopp y Guardiola

Aunque desde el Real Madrid aseguran que esa situación es simplemente imposible. Sin embargo sí hay una posibilidad y es que el jugador sienta que debe irse del Madrid. A día de hoy Odegaard está centrado en el equipo txuri urdin, sin ir más lejos ayer fue fundamental con un tanto y llevando el peso del conjunto blanquiazul en la victoria de los Imanol Alguacil ante Osasuna (3-1) en el duelo de Copa de Rey, de octavos de final. Ahora bien, Odegaard sabe ya con total seguridad que el Madrid no le va a dejar otro año en San Sebastián y le llamará a filas este mismo verano.

Una vez unido a la plantilla de Zidane, Odegaard -que quiere triunfar en el Madrid pero desconfía de su dimensión- entenderá que si le reclaman en la capital de España es porque pretenden darle un peso crucial a su participación en la medular blanca. Pero nadie mejor que el vikingo sabe lo complicado que es triunfar en el Bernabéu, por lo que si empieza sin merecerlo a rondar demasiado el banquillo podría terminar de desencantarse con la idea de ser grande de merengue y buscar ese anhelo lejos de Chamartín. Y es ahí donde, si se da el caso, pretende entrar Guardiola, que eso sí lo ve como un proyecto a largo plazo y poco probable. Con todo, le ilusiona.