Sentenciado en Getafe: Zidane lo quiere fuera antes de que acabe enero

Se veía venir.

Acelerador a fondo. El Real Madrid de Zidane no levanta el pie en 2020. El equio blanco se llevaba los tres puntos del derbi con una victoria de oficio y prestigio por 0-3. Un partido que, además, dejaba otra bomba más allá del marcador.

En Getafe se ha consumado la sentencia de un jugador que viene luchando contra la corriente desde el verano. Zidane quiere purificar su plantilla y desea que un elemento salga del equipo durante el mercado invernal por el bien de todos. El señalado y excluido es James Rodríguez, quien se perdió el momento donde el cuerpo técnico encontró al equipo ideal, quedándose fuera de los planes del entrenador. Haga lo que haga, el colombiano tiene complicado ser tomado en cuenta.

James inicialmente tenía opciones de ser considerado como interior por izquierda, pero los jugadores que están en el centro del campo se volvieron inamovibles. Por otro lado, como mediocentro ofensivo tampoco tiene lugar, ya que el esquema 4 - 3 - 3 no lo favorece con Hazard, Bale (Rodrygo) y Benzema. 

Zidane quiere que salga antes del 31 de enero, debido a que su suplencia podría derivar en problemas de vestuario innecesarios.  Las voces a favor de James en la dirigencia se han cansado de esperar que tenga un rendimiento acorde a lo que significa el Real Madrid y al talento que todos conocen de él. 

Zidane presiona la decisión de James Rodríguez

Zizou está presionando para que James decida un destino lo más rápido posible y liberarse del problema. La intención del cafetero era analizar las posibilidades con tranquilidad en verano, sin embargo, no puede darse el lujo de perder continuidad hasta el inicio de las Eliminatorias Sudamericanas contra Venezuela, ya que daría muchas ventajas. El equipo que mayor interés ha mostrado hasta la fecha es el Everton de Carlo Ancelotti, pero no será una negociación sencilla, a menos que se solucione con un préstamo momentáneo. 

Zidane no quiere repetir los errores del pasado, por lo que busca anticiparse a los incendios que se han vuelto una regla en el Real Madrid. Pronto sabremos si la sentencia en Getafe se termina ejecutando.