Tras Endrick y Arda Güler, el Real Madrid ansía abrillantar su futuro con un talento de 17 años

Tras Endrick y Arda Güler, el Real Madrid ansía abrillantar su futuro con un talento de 17 años

El conjunto blanco ya trabaja en la incorporación del joven irlandés

Florentino Pérez ha conseguido concretar durante los últimos años fichajes de jóvenes futbolistas que ya a una edad tempranera se ubican en el elenco de los mejores del mundo en su posición, siendo este el caso de Vinicius, Camavinga o Jude Bellingham. Además, no le pierde el presidente la cara al futuro proyecto merengue y por ello Endrick y Arda Güler también han sido vinculado al club. 

Con eso y más, y siendo esta dinámica tan esperanzadora de cara a los próximos años, el Real Madrid ha desvelado su próximo gran objetivo en este apartado con un joven irlandés de 17 años que ya conoce el interés de Florentino Pérez en concretar su llegada a Chamartín cuanto antes: Naj Razi.

Razi

El centrocampista irlandés de origen argelino está comenzando a brillar sobremanera en el Shamrock Rovers y a causa de esto el Real Madrid ha intensificado su interés en hacerse con sus servicios con la menor brevedad posible.

Recordemos que la línea creativa blanca presenciará las salidas de Toni Kroos y Luka Modric el próximo verano por expiración de contrato y, además, Dani Ceballos, debido a la escasa participación que está teniendo, está sopesando buscar un reto fuera el Santiago Bernabéu a pesar de que renovó su contrato hasta 2027 el verano pasado.

Todo esto ha alentado a Florentino a buscar un refuerzo de futuro que genere la misma ilusión que los citados Arda Güler y Endrick, quien se incorporará al club el próximo verano, y de ahí que Naj Razi esté dando que hablar en las oficinas del club en estos primeros días del mes de noviembre.

Futbolísticamente, hay que matizar que el jugador tiene una clara vocación ofensiva ya que ostenta una clarividencia y una amplitud de recursos técnicos que le permiten gozar de muchas facilidades para marcar las diferencias en el último tercio del terreno de juego.

A pesar de ello, en Madrid todavía prefieren se cautos con el joven irlandés ya que, si primero habrá que esperar a la oficialización de su fichaje, posteriormente surgirán dudas sobre cuál será su capacidad de adaptación a un proyecto tan exigente.